Deportes

Así puede reforzar al Real Madrid y al Barcelona la sanción al Chelsea

El Gobierno británico ha paralizado las transacciones financieras de Abramovich, por lo que no puede vender el club ni contratar jugadores

Antonio Rudiger, defensa del Chelsea que acaba contrato
Antonio Rudiger, defensa del Chelsea que acaba contrato FOTO: Peter Morrison AP

La sanción del Gobierno británico a Roman Abramovich, que le impide viajar al Reino Unido y que paraliza sus transacciones financieras tiene sus efectos deportivos sobre el Chelsea. El actual campeón de Europa sufre una parálisis comparable a la de una intervención judicial, ya que apenas puede operar más allá de lo rutinario, pero con el agravante de que le corta prácticamente todas sus posibilidades de ingresos. La sanción llega, además, el día en que el club cumple 117 años.

El Chelsea, por ejemplo, no puede abrir su tienda para vender merchandising y camisetas, tampoco puede vender entradas para sus partidos, por lo que sólo podrán acudir a sus partidos los abonados o las personas que hayan adquirido las localidades con mucha antelación. Pero lo que más preocupa en la entidad es que no puede fichar ni vender jugadores, ni siquiera renovar a los que acaban contrato.

En esa situación se encuentran tres defensas destacados, Azpilicueta, Rudiger y Chtristensen, a los que se ha relacionado con el Barcelona y con el Real Madrid. El defensa español se ha convertido en objetivo del Barcelona, igual que Christensen. Rudiger podria reforzar al Real Madrid. La salida de Azpilicueta es la más dudosa porque en su contrato hay una cláusula de renovación, aunque él tendría que dar su consentimiento.

Ademas, la compañía de telecomunicaciones Three, patrocinador principal del club, ha suspendido sub patrocinio. “Hemos solicitado al Chelsea que suspenda temporalmente nuestro patrocinio del club. Esto incluye la retirada de nuestra marca de las camisetas y de los alrededores del estadio hasta nuevo aviso”, dice la compañía en un comunicado. “Reconocemos que esta decisión afectará a los numerosos aficionados del Chelsea que siguen a su equipo con pasión. Sin embargo, creemos que dadas las circunstancias, y la sanción del Gobierno que está en vigor, es lo correcto”, añade.

“Como red de telefonía móvil, la mejor manera de apoyar al pueblo de Ucrania es garantizar que los refugiados que llegan al Reino Unido procedentes del conflicto y los clientes que se encuentran actualmente en Ucrania puedan seguir conectados con las personas que les importan”, concluye.

También queda paralizada la venta del club, para la que Abramovich se había fijado como tope el 15 de marzo. Aunque el club ha solicitado un permiso especial para esa y otras cuestiones de su normal funcionamiento. El propietario del club había advertido ya de que los beneficios netos de la venta los destinaría a las víctimas de la guerra en Ucrania.

“El Chelsea Football Club ha sido informado de que su propietario, Roman Abramovich, ha sido sancionado por el Gobierno del Reino Unido. En virtud de su propiedad del 100 por ciento de Chelsea FC y entidades afiliadas, el Chelsea estaría sujeto al mismo régimen de sanciones que el Sr. Abramovich. Sin embargo, el Gobierno del Reino Unido ha emitido una licencia general que le permite al Chelsea FC continuar con ciertas actividades”, explica el club en un comunicado.

“Cumpliremos con los partidos de nuestro equipo masculino y femenino y tenemos la intención de entablar conversaciones con el Gobierno del Reino Unido sobre el alcance de la licencia. Esto incluirá solicitar permiso para que el club opere con la mayor normalidad posible. También buscaremos orientación del Gobierno del Reino Unido sobre el impacto de estas medidas en la Fundación Chelsea y su importante trabajo en nuestras comunidades”, concluye.