Deportes

La adicción de Neymar que preocupa en París

El brasileño no se resiste al Póker, no ocultó sus veladas durante su lesión e incluso, tras la eliminación ante el Real Madrid, viajó a Barcelona para jugar una partida

Neymar
Neymar FOTO: BENOIT TESSIER REUTERS

El brasileño sigue en el ojo del huracán y es que estamos, sin lugar a dudas, ante una de las peores temporadas de Neymar Jr. No solo por las lesiones sino también por su actitud y por el nivel demostrado cuando ha estado disponible para Mauricio Pochettino.

Desde el inicio de la temporada, Neymar se ha convertido el más señalado de tridente ofensivo de los parisinos y los detractores de brasileño siguen en aumento. Pero la eliminación en Champions ante el Real Madrid ha sido la puntilla definitiva y el PSG es un polvorín a punto de estallar. El equipo sigue noqueado y en París disparan con bala a sus estrellas, en especial al mejor pagado de su plantilla, Neymar JR.

Esta misma semana, tras la derrota del PSG ante el Mónaco, las iras ha vuelto a centrarse principalmente en Neymar, al que volvieron a insultar gravemente desde la grada. El periodista Daniel Riolo, de RMC Sports, se mostró muy duro con el futbolista brasileño en el programa “‘After Foot”: “Neymar ya casi no se entrena, llega en un estado lamentable, al límite de estar borracho. Está en un espíritu de revancha contra el PSG, hay una ruptura total con los estamentos del club y del vestuario”, aseguró. E insistió en que lo que tenía que hacer la entidad cuyo dueño es Al-Khelaifi es deshacerse de él: “Tenemos que firmar su cheque y dejarlo ir. Está haciendo mucho daño al club. Que se vaya, está arruinando al PSG. A los aficionados del PSG ya no les importan sus payasadas”.

Pero no solo su actitud, la bebida o las fiestas nocturnas preocupan en París. La afición, que desde Francia tachan ya de adicción, de Neymar al Póker preocupa cada día más al club. De hecho, tras caer eliminado ante el Real Madrid, el brasileño no dudo en volar a Barcelona para participar en una velada de Póker, algo que no ha sentado nada bien ni al club ni a los aficionados galos.

Vacaciones con muletas y... póker

Y es que llueve sobre mojado. Sus polémicas vacaciones de Navidad con muletas, póker y rodeado de modelos provocaron un gran escándalo en París. El brasileño se recuperaba de una lesión y no regresó a París tras el parón navideño como el resto de sus compañeros. La crítica más dura llegaba por parte de un exfutbolista del PSG Jérôme Rothen, que siempre habla claro. “¿Cómo podemos aceptar eso de un jugador, que todavía no ha jugado el 50% de los partidos desde el inicio de la temporada y que tiene, en comparación con otros años, una proporción de goles y asistencias por debajo?. Es menos eficiente. Envejece, gana kilos sin parar, no tiene la forma adecuada de vida. Cuando pasas los 30, la recuperación no va tan bien como a los 25 y cuando haces tonterías te pones en riesgo en todo”, apunta Rothen sobre la situación de Neymar.

Y mandaba un duro mensaje al club: Nunca uno de tus jugadores insignia es tratado en el extranjero y menos en su país. Neymar está de vacaciones en su país, y esto hace que la imagen del PSG sufra todavía más, a través de las gilipolleces que sube en sus redes sociales, el póker, las fiestas... Ahora nos va a hacer vídeos levantando pesas para decir que se está preparando para volver en su apogeo en febrero”, sentenció.

Su frenética carrera con las cartas

El pasado me de abril, tras ser expulsado ante el Lille, el brasileño recurría a idéntica terapia. Después de una tarjeta roja recibida al final del partido y una gran dosis de nerviosismo sobre el césped, Neymar se calmó un poco por la noche gracias a un juego de póquer en línea, según revelaba RMC. Jugó varias horas durante la madrugada del sábado al domingo y consiguió nada menos que la sexta mejor posición. 1.749 euros fue la cifra que alcanzó su ganancia en este torneo.

Incluso en una entrevista en CNews admitió que cambiaría el fútbol por el Póker. Neymar se aficionó al póker en la Copa del Mundo de 2014, cuando veía a varios jugadores de la selección brasileña jugar manos y empezó a aprender. “Empecé a jugar al póker en la Copa del Mundo de 2014. Durante la competición jugaban muchos jugadores y acabé aprendiendo a jugar con ellos. Miré desde fuera y luego me interesé por el juego, pensé que era genial la forma en que jugaban. Y me he enamorado del póker a lo largo de los años y es a lo que me gustaría dedicarme”.

El pasado mes de enero, Neymar Jr. lograba sumar a su cajero el primer premio de seis cifras de su carrera como jugador de poker. El Team Pro de PokerStars quedó tercero en el Winter Series 68-H 10.300$ High Roller y se embolsó 125.678 dólares (Más de 114.000 euros).

Esta obsesión por las cartas hace que en el entorno de jugador ya haya empezado a escucharse la palabra “ludopatía” y en el PSG ya no están dispuestos a dejarle pasar ni una.