Deportes

Neymar, “borracho a los entrenamientos, está arruinando al PSG”

El equipo parisino es un polvorín desde la derrota en la Champions contra el Real Madrid

Neymar, en el último partido del PSG ante el Mónaco, que los parisinos perdieron por 3-0
Neymar, en el último partido del PSG ante el Mónaco, que los parisinos perdieron por 3-0 FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

La derrota del PSG contra el Real Madrid en la Champions sigue teniendo consecuencias en el club parisino. Un equipo creado para buscar la Orejona con Messi, Mbappé y Neymar fracasó de nuevo y de los tres el único que se ha salvado de las críticas es Mbappé. Leo se llevó una sonora pitada en el partido siguiente al desastres del Santiago Bernabéu, y el último duelo, otra debacle contra el Mónaco (3-0), se lo perdió por gripe. Pero las iras se han centrado principalmente en Neymar, al que volvieron a insultar gravemente desde la grada. El periodista Daniel Riolo, de RMC Sports, se mostró muy duro con el futbolista brasileño en el programa “‘After Foot”: “Neymar ya casi no se entrena, llega en un estado lamentable, al límite de estar borracho. Está en un espíritu de revancha contra el PSG, hay una ruptura total con los estamentos del club y del vestuario”, aseguró. E insistió en que lo que tenía que hacer la entidad cuyo dueño es Al-Khelaifi es deshacerse de él: “Tenemos que firmar su cheque y dejarlo ir. Está haciendo mucho daño al club. Que se vaya, está arruinando al PSG. A los aficionados del PSG ya no les importan sus payasadas”.

La relación de Neymar con el PSG siempre ha sido de amor-odio. Llegó a la capital de Francia en 2017 procedente del Barcelona a cambio de 222 millones de euros, lo que sigue siendo el traspaso más caro de la historia del fútbol. Quería “volar solo”, sin Messi al lado para ganar el Balón de Oro, aunque finalmente se han vuelto a juntar. Lo que empezó siendo una bonita historia, que además dejó muy tocado al Barça, que malgastó el dinero ingresado por él, se fue ensuciando con las derrotas en Europa. El objetivo del PSG desde hace tiempo es ganar la Champions y no lo consigue. Tras los rumores de marcha en 2019, comenzó el curso con gritos e insultos de los aficionados, que le llegaron a llamar desde la grada “hijo de puta”, pero ese curso terminaría jugando la final de la Copa de Europa, en la burbuja de Lisboa, perdiendo por la mínima ante el poderos Bayern Múnich (0-1) en un encuentro muy disputado.

Sus lesiones en los peores momentos, sus fugas a Brasil por el Carnaval... Es un futbolista que siempre ha estado en el centro de la polémica. Aunque sus números globales no están nada mal con 92 goles y 57 asistencias en 137 encuentros. Ha conquistado tres Ligas francesas y este año va camino de la cuarta, ya que pese a las últimas derrotas saca doce puntos al segundo, el Marsella, con nueve jornadas por disputarse. Pero que gane el campeonato doméstico no es suficiente, se da por hecho.