El Deportivo también tumba al líder y ya está en ascenso directo

El Deportivo de la Coruña se llevó un duelo directo en la pelea por el ascenso a la Liga BBVA y tumbó en el Nuevo Colombino al Recreativo de Huelva, líder de la Liga Adelante que comienza a bajar su ritmo al enlazar dos derrotas, que provocan que desaparezca su colchón de puntos.

El Deportivo de la Coruña se llevó un duelo directo en la pelea por el ascenso a la Liga BBVA y tumbó en el Nuevo Colombino al Recreativo de Huelva, líder de la Liga Adelante que comienza a bajar su ritmo al enlazar dos derrotas, que provocan que desaparezca su colchón de puntos.

Golpe en la mesa del Deportivo, mejor equipo de la división de plata a domicilio, que ganó su quinto partido en siete salidas de Riazor. Lo hizo con un testarazo de Insua a la salida de un córner (0-1). El ataque con más pegada del campeonato cedió ante la defensa menos goleada. Acusó las bajas de jugadores clave como Arana, Antón y Valle. Su dominio no tuvo el premio del gol.

Después de perder ante Ponferrada y Deportivo, y sumar cuatro puntos de los doce últimos, el Recreativo ve como su ventaja en el liderato se reduce. El Deportivo de la Coruña ya está a tres puntos, el Lugo desperdició la opción de acercarse más tras su empate ante el Real Murcia del sábado, y el Sporting de Gijón vuelve a meterse en la pelea.

La irregularidad marca el camino del equipo de José Ramón Sandoval. En esta ocasión tuvo la personalidad para levantar un partido que se le complicó en El Molinón ante el Sabadell y reencontrarse con una victoria cinco jornadas después, que le vale para regresar a la zona de promoción por el ascenso.

Un error defensivo lo aprovechó Llorente para marcar a placer ante Cuellar al iniciarse la segunda mitad. Reaccionó el Sporting gracias a un penalti por mano de Carlos Hernández que no desaprovechó Scepovic. Y volteó el marcador Lekic con el golazo de la tarde. Un latigazo desde la frontal a la escuadra, que entró en la portería tras tocar el travesaño. Alex Barrera a la contra puso el broche en una tarde feliz en Gijón (3-1).

Peores momentos se viven en Mallorca. Al igual que el Real Zaragoza es un recién descendido que no toma el pulso a la categoría, más cerca de puestos de descenso que de ascenso. Su segundo empate consecutivo en Son Moix, llegó por un penalti en la recta final que tiró por tierra un partido que tenía ganado. Un balón colgado al segundo palo, con tres defensores bermellones, acabó en mano del ghanés Thomas Teye. El regalo lo colocó en la escuadra el brasileño Yuri en su lanzamiento (2-2). El conjunto gallego se queda a un punto de entrar en la zona de promoción.

En mitad de la clasificación está el Girona, que asaltó Anduva, con uno de los goles de la jornada marcado por Eloi (1-2). Y en la zona baja se confirmó la reacción del Tenerife, que suma diez de los doce últimos puntos y sale del descenso. Con el joven Ayoze como estrella, se llevó un triunfo trabajado ante el sólido Eibar (2-0).

También venció el colista, el Real Madrid Castilla, obligado a reaccionar después del triunfo de ayer del penúltimo, Hércules, para no hundirse más en la clasificación. Y lo hizo ante un rival directo, Alavés, al que complica la vida y mete en zona de descenso. Le sirvió al equipo de Alberto Toril para sumar su segundo triunfo de la temporada un penalti que transformó Omar Mascarell a lo Panenka.