Llorente, luz verde para firmar con cualquier club

Como el delantero del Athletic, 83 jugadores quedarán libres si no renuevan con sus equipos antes de junio

Llorente entrena con el Athletic aunque abandonará el club en junio

El 1 de enero de 2013 era una fecha marcada en rojo en el calendario de muchos jugadores de Primera División. Y especialmente en el de Fernando Llorente. El delantero del Athletic de Bilbao no cuenta, desde hace meses, ni con la confianza de Marcelo Bielsa, ni con el beneplácito de la afición de La Catedral; por eso no es de extrañar que el que fue el «león» más aclamado en las temporadas anteriores sueñe ahora con salir del club que le vio nacer para poder seguir creciendo como futbolista. Ahora ya puede hacerlo.

Desde ayer, y como les ocurre a otros 83 jugadores de Primera División, Llorente es libre para negociar y firmar con cualquier club. Su contrato termina oficialmente en junio, a final de temporada, y el reglamento de la UEFA permite a un jugador firmar con otro equipo siempre que su contrato con la entidad haya vencido ya o vaya a vencer «en un plazo de seis meses». El delantero tiene así vía libre para comprometerse con cualquier equipo, aunque siga en Lezama hasta el 30 de junio. Igual que casi un centenar de jugadores de nuestra Liga, que terminan contrato en 2013 y ponen a sus actuales clubes en la tesitura de negociar su permanencia o dar salida a la mayor parte de su plantilla.

Muchas han sido las ocasiones en las que el Athletic ha manifestado su negativa a venderle, pero parece que ahora el culebrón llega a su fin. Hace apenas un mes, el propio Llorente afirmó por enésima vez que su decisión de salir del club era «firme al ciento por ciento». Y novias no le faltan. Como posibles destinos suenan la Juventus de Turín y varios conjuntos de la Premier, pero habrá que esperar hasta primavera para conocer el desenlace. Su compañero de equipo, Fernando Amorebieta, tampoco quiere renovar con el Athletic y buscará solucionar su futuro en los próximos meses.

Con la llegada del año nuevo se ha inaugurado también el mercado invernal, una socorrida herramienta –cada vez más a la baja– que permite a los equipos reforzar sus plantillas en mitad del campeonato. Y es que no sería la primera vez que, a pesar de la economía de los clubes, una buena operación en enero ayuda a salvar la temporada. El año pasado, José Antonio Reyes no terminaba de encontrar su sitio en el Atlético y volvió al Sevilla, donde lideró las victorias del equipo hispalense. Diego Costa y Pulido hicieron lo propio en el Rayo. Durante el mercado invernal de la temporada 2010/11, Afellay desembarcó en el Barça de Guardiola, y Adebayor llegó al Real Madrid para reforzar la delantera blanca después de la insistencia de Mourinho por disponer de una alternativa a Benzema e Higuaín.

LOS AGENTES LIBRES

Deportivo (Riki, Bodipo), Levante (Juanlu, David Navarro), Rayo (Chori Domínguez, Javi Fuego), Betis (Cañas, Casto), Valladolid (Baraja, Omar Ramos), Zaragoza (Movilla, Aranda), Getafe (Mané, Codina), Osasuna (Puñal, Rubén) y Espanyol (Verdú, Rui Fonte) son los equipos más afectados por la finalización de los contratos de sus jugadores. Palop (Sevilla), Erik Abidal (Barcelona), Ricardo Carvalho (Real Madrid), Nelson Váldez (Valencia), Manuel Iturra (Málaga) y Tiago (Atlético de Madrid) también quedan libres. La Real Sociedad es el único equipo en el que ningún jugador termina contrato este año.