Fútbol

Modric y Vinicius, el eterno y el incontenible

Esta Liga será la del paso adelante del brasileño, que ha roto sus registros, y la de la confirmación de que el croata nunca se acaba

Modric, con el trofeo de campeón de Liga
Modric, con el trofeo de campeón de Liga FOTO: Bernat Armangue AP

Uno tiene 36 años y el otro, 21. Vinicius se ha hecho un hueco en el primer equipo del Real Madrid de manera rotunda y Modric lo tendrá hasta que él quiera, porque las temporadas pasan pero él sigue jugando igual o mejor. Los dos han sido decisivos en la Liga número 35 del Real Madrid rompiendo los pronósticos que decían que el brasileño no tenía el nivel y que el croata ya estaba en las últimas. Vinicius ha cambiado las dudas y los temblores ante la portería rival por una versión casi de «killer» del área. Si Benzema firma 26 goles, él ha aportado hasta ahora 18 a la mejor pareja ofensiva del curso. Un matrimonio que cada vez se entiende mejor por muy distintos que puedan parecer.

Después de dos suplencias, Vini agarró la titularidad en la tercera jornada para no volver a soltarla. Ha marcado goles decisivos y su fe y desborde han sacado al Real Madrid de muchos apuros. Nunca se cansa de intentarlo y pocos futbolistas son tan desequilibrantes para las defensas rivales. Ancelotti no ha tenido dudas y lo ha puesto una y otra vez: «Tiene 21 años, no 60 como yo, así que se recupera muy fácil de los esfuerzos», decía el técnico, que si tenía a Vini como un fijo, lo mismo le sucede con Modric. Cada vez que ha sido sustituido en el Bernabéu, el estadio se ha roto las manos aplaudiendo y coreando su nombre. Es tácticamente inteligentísimo, nunca deja de correr y en la posición cercana al mediapunta ha sido decisivo además de animarse con algún gol desde fuera del área.

Un mito del Real Madrid por títulos, carisma y conocimiento de lo que supone llevar esa camiseta. Un líder en el césped y en el vestuario que va a seguir al menos una temporada más, porque supo muy pronto que no había ningún lugar mejor en el que terminar su carrera. Un veterano imprescindible en cualquier plantilla para enseñar a los jóvenes con el ejemplo. Sigue empeñado en que nadie mire el DNI para evaluar su juego y repite que se siente como si tuviese veintitantos.

Esos son los que tiene Vinicius, que no hace otra cosa que trabajar para cumplir su sueño: ser futbolista del Real Madrid para siempre. La Liga 35 quedará como la de su paso adelante, en la temporada en la que marcó más goles que en todas las anteriores juntas.