Fútbol

El viejo conocido del Real Madrid que quiere fichar a Asensio

Ancelotti ha utilizado 19 futbolistas en los dos partidos que ha disputado el club blanco y el delantero, que quiere ir al Mundial, no ha jugado ni un minuto

Marco Asensio es suplente en el Real Madrid
Marco Asensio es suplente en el Real Madrid FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

El 16 de agosto de 2016 el Real Madrid presentó a Marco Asensio, al que había cedido al Espanyol la temporada anterior. El 16 de agosto de 2017 marcaba un golazo al Barcelona en la Supercopa, quizá el mejor momento de su carrera, cuando parecía que iba a romper todos los moldes y que iba a ser la figura en ataque que buscaba el Real Madrid para cuando se marchase Cristiano Ronaldo. Tenía 21 años y todo el futuro por delante. Ayer fue 16 de agosto de 2022 y Asensio no sabe qué va a pasar en los próximos 15 días. No juega en el Real Madrid, quiere ir al Mundial, se le acaba el contrato la temporada que viene y tampoco es que Jorge Mendes, al que fichó hace meses, haya encontrado ofertas que le seduzcan

Está en una encrucijada definitiva y eso que sólo tiene 26 años, lo que pasa es que en el Real Madrid valen por doble. Pocos jugadores han causado tanto entusiasmo durante meses para luego irse evaporando sin que se encuentre remedio. Y ya ni se busca. El Real Madrid ha disputado dos encuentros esta temporada, el de la Supercopa de Europa y el comienzo de LaLiga en Almería, y Ancelotti ha utilizado 19 futbolistas porque, por ahora, el italiano está convencido de que las rotaciones van a ser fundamentales para aspirar a todos los títulos en juego. Han jugado Ceballos, Rodrygo y Hazard, futbolistas que en algún momento de la temporada pasada estuvieron detrás de él para el equipo titular. Ahora le han adelantado, aunque Asensio, según anunció la Cadena Cope, sospecha que el Real Madrid quiere hacerle entender que lo mejor que puede hacer es marcharse este verano. El club podría traspasarle y sacar algún rendimiento económico, mientras que en 2023 acaba contrato y se marchará libre. «Es jugador del Madrid y lo considero como tal. Si merece jugar, jugará. Hay que recordar los goles que marcó y lo que hizo la temporada pasada. Hay que esperar hasta el 31 para saber qué pasa y qué decide», aseguró Ancelotti después de la victoria contra el Almería.

Asensio no ha sido especialmente claro con su futuro. A veces parecía que se quería ir y a veces parecía que se quería quedar. Considera que los 12 goles con los que acabó la temporada son un buen número y le dan cierta jerarquía dentro del vestuario, pero la verdad es que en el último tramo del curso perdió la titularidad frente a Rodrygo primero y después ambos frente a Valverde. Rodrygo se convirtió en el futbolista salvador con sus goles, Asensio apenas dejó huella. Esa inconsistencia y que defensivamente le cuesta emplearse le ha hecho perder valor a los ojos de los entrenadores, del club, pero también de los aficionados, que ya no le miran con la bondad con la que se juzga al futbolista que empieza. Lleva seis años en el club y se le pide mucho más que antes y por ahora, no ha terminado de darlo.

Tiene un remate como nadie en la plantilla, pero la sensación es que con ese recurso no es suficiente para hacerse un hueco en un grupo lleno de jugadores de valor. Su posición es arriba, pero ahí están Benzema y Vinicius, que se han ganado ser intocables. Por eso, Asensio jugaba forzado en la derecha, cuando no tiene velocidad ni aptitudes de extremo. Hubo un momento en el que Ancelotti pensó que podía serle útil como relevo de Modric o Kroos y ser interior en el centro del campo. Ninguno de los dos quedó satisfecho con las pruebas y ahí, con los fichajes (Camavinga y Tchouameni) la competencia es terrible y es un plan que se ha dejado de lado.

El último rumor es que Mourinho, entrenador de la Roma, podría haber mostrado interés en hacerse con el futbolista. Eso sería la mejor salida para todos porque Asensio mira lejos, pero también cerca: fue convocado por Luis Enrique en el último partido de España y eso le dio esperanzas para entrar en la convocatoria definitiva de noviembre. Pero tiene que jugar y en el Madrid no lo está haciendo ahora, pero es que tampoco jugó mucho al final del año pasado.