El mareo de Militao en su presentación con el Real Madrid

No pudo más: los nervios, el calor, buscaba agua, pero no podía abrir la botella. En la rueda de prensa, antes de la última pregunta, Militao no ha podido responder, mareado, intentando deshacer el nudo de la corbata. Ha sido la imagen de la presentación.

Antes en el césped, Militao ha dado tres saltitos a la pata coja y luego ha ido a por los balones que estaban en el campo para lanzarlos al público. Lo ha hecho con las manos, porque debería estar algo tocado. "Hoy es un día muy importante, presentamos a uno de esos grandes jugadores que nos ayudarán a conseguir los retos que nos hemos propuesto. Tenemos una gran plantilla, un grupo de jugadores fantástico que cuenta con nuevos talentos con ganas de triunfar en el Real Madrid", había asegurado antes Florentino Pérez en el palco del Santiago Bernabéu. "Todos juntos, desde la unidad y el compañerismo, vamos a conseguir grandes triunfos. Estamos felices porque recibimos a uno de los grandes defensas del fútbol mundial, acaba de ganar la Copa América con su país", añadía el máximo mandatario blanco.

Militao salió a hablar al atril, muy bajito, en portugués: "Me siento muy feliz de vivir este momento, de jugar en el mejor club del mundo gracias a la ayuda de mi padre, de mi familia y agentes que me han ayudado a llegar hasta aquí. Desde niño quería jugar en el mejor club del mundo", aseguró. "Ha sido mi corazón lo que me ha ayudado a llegar hasta aquí. Lo voy a dejar todo en el campo y espero tener una temporada estupenda y hacer historia. Hala Madrid".

"Es un día muy especial, he llegado al mejor club del mundo, estoy muy feliz", ha dicho después ante los medios. Se ha definido: "Soy un jugador polivalente, siempre juego por amor a lo que hago y no me gusta perder, siempre espero lo mejor de hoy, soy un jugador muy competente".

"Todo ha sucedido muy rápido en mi vida, he estado creciendo y estoy muy contento por estar llegando a estos objetivos. Quiero hacer un buen trabajo, con buena actitud". Ha reconocido que no ha hablado aún con Zidane aunque sabe que tiene mucha competencia: "Va a ser bueno. Yo vengo a hacer mi trabajo y lo que diga el entrenador".