MENÚ
martes 13 noviembre 2018
00:09
Actualizado
  • 1
Espacio patrocinado por
Image

Lorenzo será el compañero de Márquez las dos próximas temporadas

Dani Pedrosa deja el equipo HRC Repsol después de 18 temporadas

  • Jorge Lorenzo saluda a Marc Márquez en Indianapolis/Ap
    Jorge Lorenzo saluda a Marc Márquez en Indianapolis/Ap

Tiempo de lectura 4 min.

05 de junio de 2018. 21:12h

Comentada
José Manuel Martín Madrid. 5/6/2018

Cada vez que le preguntaban por el posible fichaje de Neymar y su convivencia con Cristiano, Zidane respondía lo mismo: «Los jugadores con talento siempre pueden jugar juntos. La química entre ellos nace de forma natural». A la misma conclusión han debido llegar los responsables deportivos de Honda, que tras confirmar el adiós de Pedrosa no tardarán en anunciar la llegada de Lorenzo a la estructura patrocinada por Repsol. Los dos mejores pilotos de la edad dorada del motociclismo español compartirán box en 2019 y 2020. Entre ambos monopolizan los últimos seis títulos de MotoGP.

Son dos figuras a las que una carambola del mercado les va a reunir por primera vez después de muchos años luchando con colores distintos. Honda barajó otros nombres para reemplazar a Pedrosa, pero por unas cosas o por otras se fueron cayendo. Zarco no se atrevió a dar el paso y acabó firmando por KTM, y Joan Mir, uno de los mayores cracks del futuro, va a oficializar en breve su subida a la categoría reina con Suzuki. Con este panorama, había pocas opciones y ninguna con el brillo y los títulos de Lorenzo. Se ha hablado de la posibilidad de Crutchlow, ya dentro de Honda, y de Jonathan Rea, dominador en Superbikes. Pilotos correctos, buenísimos, pero muy lejos de ser un «top» verdadero como Jorge.

Y resulta que el mallorquín justo pasaba por allí. Se había decidido a dejar Ducati harto de desprecios públicos y una oferta de renovación casi insultante por baja. Había recurrido a su antigua casa, Yamaha, que le daba una moto oficial dentro de un equipo satélite. A él le valía para escapar de una situación complicada, pero con todo casi firmado se abrió la posibilidad de HRC. El mejor equipo de la parrilla tenía un hueco y uno de los más grandes de la historia quedaba libre. Se han dejado atrás varios complejos y lo que parecía posible es una realidad que ayer todavía no se atrevían a confirmar los canales oficiales, pero por supuesto nadie lo desmentía y algunos silencios lo dicen todo. Habrá que aguardar para que los comunicados le den validez.

Y lo harán porque Márquez se atreve con todo y ya dijo que la única condición que ponía a sus jefes es que el compañero que tuviera al lado fuese fuerte. Al final le han hecho quizá hasta demasiado caso, porque le han puesto al único que le ha arrebatado un título desde que Marc llegó a la élite. Fue en 2015, en la famosa temporada en la que Valentino Rossi acusó a ambos de haber conspirado a sus espaldas para evitar que ganara su décima corona. Finalmente fue la tercera del balear en MotoGP, el primer español en triunfar con las motos grandes después del pionero Crivillé. Ahora, los dos únicos que le han superado van a tener las mismas armas, las más poderosas a día de hoy, con lo que el espectáculo puede ser maravilloso. Para eso habrá que esperar a enero de 2019 y para entonces Marc espera tener un Mundial más en su palmarés y poner toda la presión posible a su nuevo compañero, que ya se sabe que es siempre el primer rival.

Una de las incógnitas más grandes que quedaba en el mercado de pilotos se despejó en forma de noticia histórica: Pedrosa no seguirá el próximo año en su equipo de toda la vida. Los caminos del número 23 y de Honda oficial se separarán el 31 de diciembre después de 18 años repartidos en las tres categorías. Su bajo rendimiento en este comienzo de curso ha sido decisivo para que la marca japonesa y el propio piloto llegaran a esta decisión, que según los comunicados de ambas partes se produce “de mutuo acuerdo”.

Segunda ruptura con Alberto Puig

Lo cierto es que la llegada de Alberto Puig a la dirección deportiva de la escudería había dejado en una posición débil a Pedrosa, ya que la relación con el que fue su mánager durante mucho tiempo no era la mejor. En cualquier caso, un rendimiento adecuado le habría permitido seguir al menos una temporada más, pero entre caídas y problemas físicos el culebrón ha terminado en una de las rupturas más sonadas de la edad moderna de MotoGP.

El pilotaje más fino

La de Dani siempre ha estado ligada al equipo Honda y a su principal patrocinador, Repsol. Una sociedad, que como dice el piloto en su anuncio oficial, ha sido de las más productivas y se resume numéricamente de la siguiente forma: 3 títulos mundiales y otros tantos subcampeonatos en la categoría reina, que incluyen 31 victorias. Le quedará la espina de no haber sido campeón de MotoGP, con sus colores de siempre, aunque nadie le quitará la condición de uno de los mejores pilotos de la historia. Sus condiciones físicas le han limitado en muchas ocasiones, pero todos sus compañeros coinciden que no hay nadie en la parrilla con la conducción fina y precisa del catalán.

Con legiones de seguidores en todo el mundo, reconocía hace poco que era ese calor del público lo que le animaba a seguir cuando las lesiones le acechaban. Estos últimos grandes premios los ha completado con molestias en un brazo y con la cadera inflamada y bastante dolor.

En Montmeló anunciará su futuro

En su comunicado personal, Pedrosa agradece que HRC siempre haya respetado sus prioridades y decisiones, además de confirmar que en el GP de Cataluña, en dos fines de semana, anunciará novedades respeto a su futuro. Su intención es la de seguir compitiendo, pero a día de hoy los huecos en equipos poderosos no son muchos para el bienio 2019-2020.

Últimas noticias