La juventud sigue llamando a la puerta del éxito

Participantes en la ronda de semifinales
Participantes en la ronda de semifinales

No contentos con dinamitar parte de la ronda de octavos, los jóvenes de la 'Armada Challenger' vuelven a sorprender y lo hacen con un pádel apoteósico que ha generado grandes resultados y sorpresas, dos en concreto, en estos cuartos de final del Masters de Miami.

La primera de ellas, en el primer duelo del día, el que enfrentaba a Matías Díaz y Maxi Sánchez ante Aday Santana y Álvaro Cepero. El resultado lo dice todo (6-4, 3-6 y 3-6) y las lágrimas de alegría de Cepero al terminar el choque en medio de la pista, también.

El canario y el gaditano se sobrepusieron a un primer set que perdieron por el empuje de sus rivales, porque los cuatro jugaron muy concentrados y apenas se producían errores, si bien el ataque se imponía a la defensa y los puntos se intercambiaban constantemente. Lo dicho, tras ceder el primer set, supieron voltear la situación y encontrar muchos más huecos en la dura defensa de Díaz y solventar la potencia de Sánchez y, con un punto de fortuna y mucha ilusión, lograr sus primeras semifinales de WPT.

La segunda sorpresa la protagonizaron los llamados a ser revelación de este año, Ale Galán y Juan Cruz Belluati, quienes también necesitaron de tres sets y de remontada tras caer en el primero para dejar fuera a los peleones Tito Allemandi y Fede Quiles (6-4, 3-6 y 4-6).

No están todo lo finos que se suponía Allemandi y Quiles pero aun así son una pareja aguerrida que, en el momento en que alcancen su mejor nivel, pueden tener mucho que decir, pero si enfrente tienes a dos jóvenes con 100% de motivación y 0% de complejos, la cosa se complica aun más.

Y es que el madrileño y el argentino volvieron a saber adaptarse muy bien a las desventajas de ranking y juego, ya que en el primer set no encontraron esa fluidez que les caracteriza, pero en los dos siguientes, mucho más metidos en pista, arrancaron no solo los aplausos de la grada, sino también un billete a semis que les confirma, como mínimo, como rivales muy a tener en cuenta.

En las otras dos semis, los favoritos no sufrieron ningún revés y confirmaron su presencia en la antesala de la final. Paquito Navarro y Sanyo Gutiérrez vencieron por 6-3 y 6-4 a Pablo Lijó y Jordi Muñoz, y Fernando Belasteguín y Pablo Lima sí que tuvieron que trabajarse algo más el choque, ya que la magia de Cristian Gutiérrez junto a Franco Stupaczuk les exprimió en un tie break inicial que salvaron por los pelos y en un segundo set en el que solo se despegaron en el marcador merced a un break (7-6 y 6-4), por lo que Cristian y Stupa pueden marcharse de Miami con muchas mejores sensaciones que en el torneo previo.

Fotos: World Padel Tour

(@padelspain) / PadelSpain