MENÚ
lunes 20 mayo 2019
05:03
Actualizado

Rossi y Márquez firman la paz en Argentina, el escenario de su última guerra

Hace un año saltaron chispas entre ambos cuando el español sacó de la pista al italiano. Este domingo se dieron la mano y se felicitaron tras pelear en la pista

  • Ambos pilotos se saludan después de la carrera de este domingo
    Ambos pilotos se saludan después de la carrera de este domingo /

    DAZN

Tiempo de lectura 2 min.

01 de abril de 2019. 19:15h

Comentada
José Manuel Martín.  1/4/2019

Si el tiempo lo cura todo, Márquez y Rossi han necesitado un año para reconciliarse. Argentina fue el escenario de su última pelea gorda y ese mismo circuito es en el que las cámaras han podido recoger un saludo más o menos afectuoso entre ambos. Fue después de una carrera en la que los dos acabaron contentos (primero y segundo) y quizá ese estado de ánimo influyó para dejarse ver ante las cámaras en un gesto de compañerismo y deportividad.

Las cámaras de DAZN recogieron el momento en el que esperaban para salir al podio y cómo en presencia de Dovizioso chocaron las manos como si nada hubiera pasado. Un gesto que agradece todo el paddock y especialmente los aficionados, no demasiado cómodos con su dos máximas estrellas enfrentadas en un deporte que no estaba tan acostumbrado a las divisiones tradicionalmente.

Los conflictos entre Rossi y Márquez desde 2015 han ayudado a la polarización de la hinchada, que se divide entre los partidarios del 93 y la numerosa iglesia que vive la fe amarilla de Valentino. El año pasado las chispas saltaron entre los dos en Termas de Río Hondo, porque Marc sacó de la pista al italiano en un adelantamiento y acabó rodando por el césped. "Il dottore" se enfadó muchísimo y hubo cruce de declaraciones, en un segundo episodio de lo sucedido en 2015, también en Argentina con la caída de Marc y finalmente en Malasia con el célebre episodio de la patada.

Hasta ese momento todo era buen rollo entre los dos, porque Márquez siempre había dicho que Rossi había sido su ídolo y modelo cuando era muy pequeño. La rivalidad borró ese componente romántico y se inició una guerra que ha tenido puntos calientes, como el desenlace de 2015 en Valencia con las acusaciones de complot español contra el 46 y momentos en el que, sin ser amigos, se han soportado.

Ahora pasan por una de esas fases, como se pudo comprobar en la parte trasera del podio de Argentina. Hubo saludo y felicitación después de un buena carrera. Así debe ser.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas