MENÚ
lunes 22 julio 2019
13:17
Actualizado

Rossi y Márquez vuelven al lugar de su última guerra

El año pasado en Argentina la tensión estalló entre ambos después de que el italiano se fuese al suelo tras tocarse con Marc y luego rechazase sus disculpas

  • Rossi y Márquez vuelven al lugar de su última guerra
    /

    motogp

  • Rossi y Márquez vuelven al lugar de su última guerra
    /

    motogp

Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

28 de marzo de 2019. 13:30h

Comentada
José Manuel Martín.  Madrid. 28/3/2019

Este fin de semana se disputa el Gran Premio de Argentina, o lo que es lo mismo, Márquez y Rossi vuelven al lugar de su última guerra. Uno de esos días en los que la tensión entre ambos se vuelve insostenible. Justo eso sucedió hace un año en el circuito de Termas de Río Hondo, después de que los dos se tocaran y finalmente el italiano se fuese al suelo tras pisar el césped. En su interpretación, Marc lo sacó de la pista con toda la intención y ahí comenzó una sucesión de acontecimientos más de película de sucesos que de motociclismo.

Márquez fue inmediatamente a pedir disculpas al box de Yamaha junto a Alzamora y Alberto Puig. Y lo que se encontraron los tres fue la actitud macarra del hombre de confianza de Valentino, su amigo Uccio, que les dijo que se fueran de allí inmediatamente, que no querían verlos. "Ha ido a por mí", afirmaba Rossi en un segundo plano mientras su asistente lucía modales de portero de discoteca.

La carrera la ganó Crutchlow, que se enfadó porque nadie le prestase demasiada atención. Su conferencia de prensa se celebró en una sala bastante vacía, mientras los periodistas hacían guardia en las oficinas de dirección de carrera, el lugar en el que Rossi y Márquez sustanciaban lo sucedido. El italiano aseguró que rompía relaciones de manera definitiva en lo que era una repetición de lo sucedido en 2015.

Allí en Argentina empezó la pelea entre ambos en 2015. Ganó Rossi y se vistió con la camiseta de Maradona en el podio. Márquez se había caído al tocarse con la rueda trasera de la Yamaha en una acción que Valentino calificó de fortuita mientras el español sentía en su interior que no había sido así. Aquello derivó al final de esa temporada en el sainete de Malasia, la patada y el Mundial para Lorenzo en Valencia con las acusaciones de "biscotto" español desde Italia.

El año pasado otra vez surgió la tensión en Argentina y allí aterriza este fin de semana MotoGP. Se supone que todo será más tranquilo que la última vez, donde a Márquez, por si fuera poco todo lo anterior, se le paró la moto en la parrilla, fue en dirección contraria y fue castigado con un paso por la calle de boxes. Ahora todo parece más tranquilo, aunque la lluvia amenaza y siempre complica las cosas en este trazado. Allí surgió la última chispa entre los dos campeones, ahora, quién sabe qué pasará...

Últimas noticias