Economía

Nueva innovación de BBVA: créditos rápidos sin papeleo para no clientes

Sin necesidad de abrir cuenta en este banco, sin comisiones de apertura y sin obligación de entregar documentación alguna, pueden solicitar digitalmente un préstamo de entre 3.000 y 20.000 y recibir respuesta en el plazo de 8 horas laborables

Los créditos instantáneos se han extendido masivamente en los últimos tiempos. Son consecuencia de una necesidad del mercado que no satisfacían los préstamos de siempre. Los usuarios demandan, aparte de buenas condiciones, comodidad e inmediatez. Si bien el proceso de éstos es relativamente rápido en líneas generales –se puede demorar hasta una semana-, a veces el dinero se necesita con mayor urgencia, casi instantáneamente. Esta circunstancia llevó, tanto a los diferentes bancos como a las entidades de crédito especializadas, a lanzar los préstamos cien por cien online. Obviamente, antes de suscribir uno de ellos conviene revisar la amplia oferta y comparar sus condiciones, requisitos y comisiones.

Publicidad

Uno de los productos pioneros es el del crédito rápido a no clientes que acaba de lanzar BBVA: entre 3.000 y 20.000 euros sin papeleo, sin obligación de abrir una cuenta en esta entidad, sin comisiones, sin necesidad de acudir a la oficina, a través de internet mediante el dispositivo que se desee y con respuesta en 8 horas laborables.

Esta agilidad es posible gracias la directiva europea “Payment Services Directive” (PSD2), que entró en vigor el pasado 14 de septiembre. Aparte de regular los servicios de pago digitales y reforzar el nivel de protección de los consumidores, permite conectar las cuentas desde otros bancos para conocer los movimientos e incluso realizar transferencias. De esta manera, se puede domiciliar la cuota de un préstamo en otro banco. Además, BBVA dispone -también fue pionero- del Servicio de Agregación, lo que supone que a través de la app de BBVA o de la web bbva.es, los clientes pueden conectar con sus cuentas en otros bancos: seleccionando la entidad y utilizando sus correspondientes claves a las que BBVA no tiene acceso.

La responsable de Captación Digital de Clientes de BBVA, Leyre Baltza, ha asegurado que “con este nuevo producto hemos acercado la experiencia que actualmente tienen los clientes de BBVA a los no clientes. Ya era posible abrir una nueva cuenta con sólo hacerse un ‘selfie’ y realizar una fotografía al DNI, a través del alta online, y ahora se une también esta opción de contratar un préstamo sin necesidad de enviar documentación, ni tener que abrir una cuenta BBVA”.

¿Cómo se solicita?

  1. La solicitud puede hacerse desde la web o desde la app (que se descarga a través de la “stores” de iOs y Android) sin necesidad de remitir papel alguno, y sin tener que abrir una cuenta en BBVA, gracias a las posibilidades que ofrece el Servicio de Agregación de Entidades que BBVA puso en marcha hace un año.
  2. Este proceso es cien por cien digital. El solicitante nunca tendrá que pisar una oficina. Basta acceder a la web desde cualquier soporte y simular un préstamo de entre 3.000 y 20.000 euros y elegir el número de cuotas e iniciar el trámite.
  3. Mediante una conexión con el banco del peticionario y su autorización expresa y, tras introducir las claves de acceso, se pueden verificar que todos los datos aportados son correctos y así se evita pedir más información o exigir el envío de más papeles. Este proceso es completamente seguro y sólo tiene como finalidad poder obtener la información necesaria para responder a la solicitud del préstamo con la máxima rapidez y exactitud.
  4. Concluida la solicitud, BBVA emitirá una respuesta en el plazo de 8 horas en días laborables (de lunes a viernes). El usuario dispondrá de unas claves para poder consultar la situación y resultado de su solicitud siempre que así lo desee durante el periodo de vigencia de la oferta (30 días).
  5. En caso de concederse finalmente el préstamo, el usuario podrá darse de alta como cliente, elegir si desea abrir y recibir el dinero al instante en una Cuenta Online Sin Comisiones del BBVA o domiciliar y recibir el montante en la cuenta de otro banco.