Actualidad

¿Cómo detectar a un jefe manipulador?

Las personas manipuladoras no son fáciles de detectar porque utilizan tácticas sutiles para envolver a sus víctimas del mismo modo que una araña teje su tela para atrapar a sus presas. Así los define Juan Carlos Cubeiro, head of talent de ManpowerGroup. Hay jefes que, por intuición o por aprendizaje, han desarrollado una personalidad manipuladora, mediante la que consiguen que los demás hagan lo que quieren.

Un rasgo de personalidad denominado “maquiavelismo”, en referencia a Nicolás Maquiavelo, autor de “El Príncipe”. ¿Cómo opera? El manipulador convierte a su “presa” en víctima sin que ésta sea consciente de ello, de forma que la persona agredida tarda mucho en reconocer su condición y a veces ni se da cuenta.

Resulta engañada porque la agresión es sutil, no hay pruebas evidentes y objetivas del ataque y solo se percibe por los sentimientos de incomodidad e inseguridad que nos genera trabajar con este tipo de personas. Discutir con él servirá de poco, dicen los expertos, ya que el manipulador es habilidoso. Es importante que el empleado no entre en el juego emocional, base su trabajo en hechos, en datos, en la transparencia y en la colaboración.