TikTok: ¿es peligroso instalarse la red social de moda?

Es importante tener claro el funcionamiento de la red social. Llamada antiguamente Musical.ly, TikTok es una red social musical que se utiliza a través de una aplicación móvil homónima

Ya sea por ti mismo o por tus hijos, seguro que has oído hablar de TikTok. Y, si no es así, lo harás pronto, ya que se está consolidando como una de las redes sociales más populares. De hecho, ha sido una de las apps más descargadas en España en 2019 y la más descargada en el mundo, pero no es oro todo lo que reluce… ¿Por qué genera tanta polémica TikTok?

¿En qué consiste TikTok?

Antes de adentrarnos en sus aspectos más controvertidos, es importante tener claro el funcionamiento de la red social. Llamada antiguamente Musical.ly, TikTok es una red social musical que se utiliza a través de una aplicación móvil homónima.

Sus usuarios, en general con un perfil muy joven (generación Z, nacidos a partir del 2000), la utilizan para compartir vídeos musicales. Es decir, grabaciones de ellos mismos bailando e interpretando pistas musicales con curiosos efectos.

Ciberataques y prohibiciones: la polémica que envuelve a TikTok

No cabe duda que TikTok comienza 2020 pisando fuerte, pero ambos sentidos: consolidando su éxito en descargas pero con graves fallos en materia de privacidad. Y es que hace tan solo unos días, se registró un ciberataque en la red social que, al parecer, dejó al descubierto datos personales de sus usuarios, como el correo electrónico o la dirección de la vivienda.

Estas vulnerabilidades de la app resultan preocupantes dado que poseen datos sensibles de más de mil millones de usuarios en más de 150 países. De hecho, en Estados Unidos organismos como el Pentágono han prohibido a sus empleados el uso de TikTok para evitar filtraciones de datos.

Salvaguardar la privacidad, un reto común

Sin duda, TikTok debe trabajar en superar sus brechas de seguridad y en recuperar su confianza. No obstante, no es la única red social con polémicas de este tipo, tal y como demuestra el escándalo Cambridge Analytica que protagonizó Facebook.

Por eso, y más allá de la responsabilidad de estas compañías en lo que al tratamiento de datos se refiere, los usuarios también tenemos el reto de utilizar de forma responsable las redes sociales y evitar la sobreexposición en ellas.