Ciudades sostenibles: la inacción es más cara que la acción

Aunque ocupan solo el 3% de la superficie terrestre, representan entre un 60% y un 80% de consumo de energía y el 75% de las emisiones de carbono

India, una de las protagonistas del mayor crecimiento urbano
India, una de las protagonistas del mayor crecimiento urbanodreamstime (nombre del dueño)EFE

En 2015, cerca de 4.000 millones de personas vivían en ciudades y se prevé que ese número aumente hasta unos 5.000 millones en 2030. Dado que para la mayoría de personas el futuro será urbano, las soluciones a algunos de los principales problemas a los que se enfrentan los seres humanos –la pobreza, el cambio climático, la asistencia sanitaria y la educación– deben encontrarse en la vida de la ciudad. Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles, es uno de los objetivos (ODS 11) marcados por Naciones Unidas en la Agenda 2030. Una oportunidad para que los países y sus sociedades emprendan un nuevo camino con el que mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás.

Los niveles de consumo de energía y de contaminación en las zonas urbanas son también preocupantes. Aunque las ciudades ocupan solo el 3% de la superficie terrestre, representan entre un 60% y un 80% del consumo y el 75% de las emisiones de carbono. Muchas ciudades son también más vulnerables al cambio climático y a los desastres naturales debido a su elevada concentración de personas y su ubicación, por lo que reforzar la resiliencia urbana es crucial para evitar pérdidas humanas, sociales y económicas.

El Grupo de Liderazgo Climático, conocido como C40, está constituido por 96 ciudades del mundo de más de tres millones de habitantes, que aúnan esfuerzos para reducir las emisiones de carbono en la atmósfera. Este año, 20 de ellas tiene que presentar un plan de crisis climática alineado con los Acuerdos de París. Oslo, Estocolmo, Copenhague, Londres, París y Barcelona ya lo tienen. «En las ciudades se genera el 75% de las emisiones de carbono, por lo que tienen que ser parte de la solución. En las negociaciones del cambio climático de la ONU, solo participan gobiernos y no ciudades. Los estados están fallando en adoptar objetivos ambiciosos para reducir emisiones», sostiene Júlia López Ventura, directora para Europa de C40, fundación presidida por el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti. Y es que, si bien el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha desmarcado de los Acuerdos de París, sus alcaldes no. «La inacción es más cara que la acción», señala López Ventura.

Hoja de ruta

La Nueva Agenda Urbana establecida por Naciones Unidas en 2016, constituye una importante hoja de ruta para guiar a las ciudades en la implementación de estos objetivos a nivel global. España ha avanzado aprobando su propia Agenda Urbana Española y algunas comunidades como el País Vasco han desarrollado también su Agenda Urbana. «Es difícil prever cuándo podremos ver resultados tangibles de muchas de estas acciones, pero lo que sí está claro es que 2030 será un año fundamental para medir avances en este ámbito de la sostenibilidad. En cualquier caso, es importante destacar que hay diferentes velocidades de avance. Los países más desarrollados –especialmente en el norte y centro de Europa, Estados Unidos y muchos países asiáticos–, llevan ya años avanzando en la integración de este enfoque de sostenibilidad dentro de su planificación y actuaciones a nivel urbano. Sin embargo, no debemos olvidar que el mayor crecimiento urbano (se estima que en torno al 35% entre 2018 y 2050) va a tener lugar en países como India, China o Nigeria. De hecho, para el año 2030, se calcula que el mundo tendrá más de 40 megaciudades con más de 10 millones de habitantes, la mayor parte de ellas en regiones en desarrollo (especialmente África). Esto implica que es necesario que los países desarrollados ayuden a estos a cubrir “gaps” asociados a servicios básicos a través de la mejora de las infraestructuras de servicios e instalaciones o la planificación urbanística y, a la vez, colaborar activamente con ellas en la planificación de estas nuevas ciudades con la perspectiva de sostenibilidad. Debemos avanzar en el enfoque de no dejar a nadie atrás en la Agenda 2030», explica Julia Moreno, responsable de Sostenibilidad Urbana de Forética.

Pero la implementación de políticas urbanas sostenibles es un camino lleno de dificultades. «El trabajo sectorial, por departamentos, a diferentes niveles de gobierno, no integrado, que de cierto modo ha caracterizado las instituciones modernas desde hace muchos años, es quizás el mayor enemigo del éxito de las políticas urbanas requeridas. La exacerbación de la competencia en detrimento de la colaboración forma parte de la cultura que debemos cambiar», apunta Carmen Sánchez Miranda, Directora de ONU-Habitat España. La buena noticia, continúa Sánchez Miranda, “es que hoy, a diferencia de ayer, tenemos unos objetivos comunes -para eso es la Agenda 2030- y tenemos mucho más claro cuáles son las políticas que mejor permiten avanzar hacia la sostenibilidad. Ello quiere decir que si bien aún existen grandes retos en términos de cómo se implementan estas políticas, al menos existe cierto consenso sobre el qué es lo que hay que hacer. Esto, en un contexto de urgencia como el planteado por la crisis climática, seguramente facilitará alcanzar ciertos acuerdos necesarios".

Objetivo 11
Hoy en día, las ciudades, que concentran casi el 60% de la población, representan aproximadamente el 80% del PIB Mundial. Carmen Sánchez Miranda, Directora de ONU-Habitat España, recuerda que el anterior Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, señaló en 2005 que la batalla por la sostenibilidad se ganará o perderá en las ciudades. “Nosotros suscribimos esa afirmación. Tal y como se afirma en la Nueva Agenda Urbana, el proceso de urbanización no es contrario a la sostenibilidad, sino más bien puede ser una oportunidad para alcanzar un mundo más sostenible. Es necesario, eso sí, cambiar la forma en que se planifican, financian, construyen y gestionan las ciudades para que esto sea posible”.