“España está en duelo y lo que viene va a ser muy duro”

Entrevista con Blanca Fernández-Galiano, counsellor experta en duelos

Blanca Fernández-Galiano
Blanca Fernández-GalianoLa RazónLa Razón

– Abogada, profesora, emprendedora y empresaria, coach y counsellor... ¿a qué se debe esa variedad de perfiles?

–Soy abogado y profesora en la UNED, siempre en busca de algo que no conseguía encontrar. Me hice auditora de cuentas, me especialicé en protección de datos; nada me llenaba. De 2004 a 2009, dirigí Top Management Spain, una empresa que gestionaba talento: el de Juan Carlos Cubeiro, Mario Alonso, Pilar Jericó... una plataforma para dar a conocer a estos expertos. Y ahí fue cuando explotó mi crisis personal, que se manifestó con problemas físicos que venían de una sobrecarga emocional. Yo enviudé muy joven con niños pequeños y tiré para adelante para sobrevivir en todos los sentidos: 20 años después tenía un problema por no haber hecho ese duelo. Así llegué al «coaching» y al «counselling».

–¿Qué diferencia hay?

–El «coaching» persigue un objetivo, con meta y plazos. Es muy potente, pero cuando la persona no está bien y el diálogo interno no es equilibrado, no es capaz de recorrer ese camino. El «counselling» es un acompañamiento más terapéutico. Me interesaba saber cómo ayudar a esos ejecutivos y profesionales que han acometido grandes empresas, pero que en algún momento se paralizan y no pueden avanzar. Este proceso lo viví yo misma. Cuando eres joven, evades las emociones, todo es hacia delante. Con 30 años te ocupan las cosas tangibles; a partir de los 45, dices: «Ya lo he conseguido, pero ¿quién soy, qué hago aquí?». A veces hay que pasar duelos que se han evitado.

–Tras lo vivido estos meses, ¿España está de duelo?

–Hemos pasado una fase de aturdimiento y defensa para no aceptar lo que pasaba. La manera de protegernos ha sido salir al balcón, aplaudir... la siguiente fase será aterrizar. Ahora, la gente aún está en casa, como de vacaciones, confiada en cobrar el ERTE, pero habrá que acostumbrarse, no a una nueva normalidad, sino a una nueva realidad. Nos vamos a sentir engañados, porque se ha colaborado para que no lo veamos. No se ha mostrado lo negativo, el cansancio, la ansiedad, las relaciones tóxicas; de eso no se habla... La pérdida de libertad, la económica, del puesto de trabajo y no digamos de tus seres queridos... son duelos. Efectivamente, España está en duelo y lo que viene ahora será muy duro, porque nuestra cultura no da importancia a este proceso.

–¿Algún consejo?

–La gente piensa que este es un tema que hay que superar y que simplemente debemos ser fuertes. Pero eso genera mucha ansiedad. La COVID-19 nos va a dejar muchos duelos complicados, traumáticos.

–Va usted a tener mucho trabajo en su consulta...

–El duelo, siempre mejor acompañado. Si no por un terapeuta, busca a alguien de confianza que te pueda escuchar y no juzgar y ten en cuenta que probablemente nuestro entorno –familia, amigos– también esté en duelo/shock y puede no ser capaz de ayudar. Eso provoca malentendidos, nuevas heridas, incluso rupturas. Si el doliente no pide lo que necesita, su entorno no sabe cómo actuar. Si necesitas algo, pídelo.

–En su faceta como empresaria, dirige usted un centro para mayores, uno de los sectores más castigados y criticados en esta crisis. ¿Cómo lo han vivido?

–Pertenezco a la Junta directiva de la Asociación para la Dependencia en Aragón. En muchísimos foros se ha desprestigiado a las residencias, pero se han dejado la piel y el personal merece un aplauso, lo mismo que los enfermeros y médicos de los hospitales. Han tratado de hacer las cosas bien, pero se les han negado epis, mascarillas, ayuda... no han tenido ningún apoyo del Estado o de quien corresponda.