Coronavirus

Merkel advierte ante Sánchez de las “serias diferencias” para aprobar el fondo de reconstrucción

La canciller alemana avisa de que la distancia entre las posturas impedirá un acuerdo en la cumbre de esta semana

Prime Minister of Spain Pedro Sanchez visits Berlin
Pedro Sánchez y Angel Merkel, en BerlínHAYOUNG JEON / POOLEFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lanzó ayer en Berlín un aviso para que el Consejo Europeo alcance un acuerdo en la cumbre que arranca el viernes y en la que se tratará el fondo de reconstrucción para superar las consecuencias del coronavirus. Para ello, y tras un encuentro con Angela Merkel, Sánchez aseguró que «no habrá unidad si no hay acuerdo», a lo que la canciller respondió con una advertencia, que todavía persisten «notables diferencias» entre los socios de la Unión Europea respecto al fondo, aunque también «coincidencia» en la necesidad de superar los estragos causados por la pandemia. Diferencias que Sánchez trató de aminorar de antemano aludiendo al «momento crítico» que vive el proyecto europeo o incluso repitiendo unas palabras que, hace unos días, pronunció la canciller en las que comparó la crisis del coronavirus con las repercusiones de la Segunda Guerra Mundial. «Julio tiene que ser el mes del acuerdo porque no habrá recuperación si no hay unidad», aseguró Sánchez que asimismo añadió que la crisis sanitaria provocada por la pandemia puede ser una oportunidad para la UE «si somos capaces de actuar de forma coordinada y con prontitud».

Por su parte, la líder alemana afirmó que «somos conscientes de la necesidad de actuar rápido», para quien éste es el objetivo prioritario del Consejo Europeo que recuperará el formato presencial, tras meses de conferencias virtuales. La propia Merkel admitió, sin embargo, que puede que ese acuerdo no se logre en esa reunión, sino que deba recurrirse a una cita posterior. «Las diferencias ahora mismo pueden impedir un acuerdo inmediato».

La canciller alemana, cuyo país ejerce la Presidencia de turno de la UE, prosiguió así con Sánchez su ronda de contactos con líderes de la UE, después de haber recibido el viernes pasado a su homólogo holandés, Mark Rutte, y el lunes al italiano, Giusseppe Conte. Rutte, junto con Dinamarca, Austria y Suecia, representan la posición más dura en la negociación del fondo destinado al rescate postpandemia. La propuesta de la Comisión Europea contempla un volumen de 750.000 millones de euros, entre ayudas a fondo perdido y créditos, cuyo reparto está por definir.