El Gobierno impondrá un impuesto al WhastApp

El Ejecutivo obligará a que los operadores de mensajería instantánea abonen un euro por cada 1.000 que facturan si su negocio supera el millón de euros

Los servicios de mensajería instantánea como los que prestan WhatsApp o Telegram estarán gravados con la tasa de operadores a partir del año próximo. Así lo refleja el anteproyecto de la nueva Ley de Telecomunicaciones, que se someterá desde hoy y por espacio de un mes a consulta pública. La norma establece que las compañías que prestan servicios como WhastApp o Telegram se considerarán a partir de ahora como operadores que prestan servicios sin numeración. Al igual que ocurre con las operadoras tradicionales como Vodafone, Orange o Telefónica, a partir de ahora estarán obligadas a inscribirse en el registro que existe a tal efecto y a detallar cuales son los servicios que prestan y sus ingresos. En el caso de que su facturación supere el millón de euros, entonces estarán obligados a pagar la tasa, de igual forma que lo hacen ahora las operadoras tradicionales.

Según ha explicado el secretario de Estado Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez, estas compañías tendrán que pagar un euro por cada 1.000 facturados. En estos momentos, en España hay registradas más de 400 compañías en el registro de operadoras, muchas de las cuales tienen ingresos que no alcanzan el millón de euros. Otras, como Telegram o WhatsApp, prestan su servicio de manera gratuita. Pero, como aseguran desde Telecomunicaciones, este cambio normativo -que, según han asegurado, aplicarán otros países de Europa- no se ha hecho pensando en el ahora, sino pensando a futuro. “WhatsApp ahora es gratuito, pero en el pasado no lo era. Y en el futuro habrá que ver”, ha explicado Sánchez a los medios.

En principio, la intención del Ejecutivo es presentar el anteproyecto en el Congreso de los Diputados a comienzos del año próximo para comenzar su tramitación, lo que retrasaría sus posibles efectos sobre la recaudación -de los que las citadas fuentes no han ofrecido datos- al menos hasta bien avanzado el próximo ejercicio.

Adiós a las cabinas

El anteproyecto de Ley de Telecomunicaciones, que será uno de los pilares del proyecto de digitalización lanzado por el Gobierno España Digital 2025, incluirá también una disposición para certificar de una vez por todas el adiós definitivo de las cabinas telefónicas y las guías telefónicas. El proyecto contempla la modificación del servicio universal, aquel que se debe ofrecer a todos los consumidores, en cualquier lugar y a un precio asequible, de tal forma que las cabinas ya no serán consideradas esenciales. No obstante, Telecomunicaciones no elimina el acceso en lugares rurales al servicio público de telefonía que se presta en lugares como, por ejemplo, los teléfonos de los bares.

La ley también incluye que las velocidades de acceso garanticen la prestación de modo funcional de determinados servicios digitales esenciales como correo electrónico, noticias en línea o banca por internet. Asimismo, para garantizar la asequibilidad y al mismo tiempo la capacidad de elección del usuario, se establece la posibilidad de que el servicio universal pueda ser prestado por todos los operadores.