6 consejos para invertir en acciones por primera vez

Las acciones son el producto de inversión más expuesto a sufrir importantes fluctuaciones en sus cotizaciones. La OCU resuelve las principales dudas de los inversores primerizos

Su primera vez en Bolsa no tiene por qué ser desastrosa. Dudas cómo dónde invertir, cuánto comprar o hasta cuándo mantener la inversión surgen de forma natural. La clave para no caminar a ciegas en el mundo bursátil está en dar respuesta a estas preguntas. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) resuelve las principales y le aconseja en su primera experiencia como inversor.

1. Conocer el riesgo que está dispuesto a asumir

La primera cuestión que deberá responder es qué nivel de riesgo está dispuesto a asumir. Como producto de inversión, las acciones, son las más expuestas a sufrir importantes fluctuaciones en sus cotizaciones. Si está dispuesto a asumir el riesgo, la inversión en acciones puede interesarle, de lo contrario, es mejor que lo olvide. Aún así, es posible adoptar medidas para limitar las pérdidas, por ejemplo, diversificando. Esto es, “apostando por acciones de varias empresas que desarrollen su actividad en diferentes sectores", entre 12 y 20 es lo ideal, según la OCU. "Si además son de diferentes países, mejor que mejor”, añade. De esta manera, podrá compensar las posibles pérdidas con las ganancias de otro sector. No obstante, si empieza a invertir y no cuenta con el dinero suficiente para diversificar en diversas acciones, OCU recomienda los fondos de inversión, ya que permiten acceder a la bolsa desde pequeñas cantidades y de forma diversificada.

2. Delimitar un horizonte temporal

El tiempo que está dispuesto a mantener las acciones también es importante. La cartera de acciones diversificadas y con un riesgo moderado es la estrategia de inversión más rentable para aquellos que invierten a más largo plazo. Pero no se trata de unos meses. El horizonte temporal debe ser lejano: al menos 5 años y mejor si superan los 10 años. Por otro lado la OCU, aconseja tener en cuenta su edad y situación financiera, social y profesional. “Alguien con 50 años de edad con un empleo estable, sin hijos a su cargo y que no tenga que hacer frente a una hipoteca por su vivienda habitual tendrá por lo general más margen para invertir en acciones que, por ejemplo, un joven de 25 años”, subraya OCU Inversiones.

3. Estar informado

Invertir también requiere tiempo para estar al corriente de las noticias o eventos que puedan afectar a las acciones de su cartera o a otras acciones susceptibles de futuras compras. Debe informarse a través de fuentes de confianza y con credibilidad.

4. Elegir las acciones más interesantes

Llegado el momento de identificar las acciones más interesantes, OCU aconseja tener en cuenta la valoración de la Bolsa donde cotizan y algunas variables de la empresa en cuestión (como el beneficio, el cash-flow o el dividendo esperado). Con esta información, el inversor podrá apuntar hacia aquellas compañías que ofrezcan la rentabilidad suficiente para remunerar el riesgo que se está asumiendo y para ofrecer jugosos rendimientos si las perspectivas esperadas se confirman.

“Lo importante no es si una acción ha subido o bajado mucho, sino si está barata o cara, y si reúne unas bases sólidas o no”, advierte la Organización de Consumidores y Usuarios. Por ello, serán mucho más atractivas las acciones baratas y con buenas previsiones de beneficio, que las caras y con malos datos fundamentales.

5. Gastos extra que debe tener en cuenta

Para comprar acciones deberá acudir a un intermediario autorizado. No obstante, esto también supondrá un gasto, ya que aplican comisiones: “Pueden cobrarle por casi cualquier trámite vinculado a la operativa con acciones: en la compra, en la venta, por su custodia, su traspaso, por el cobro de dividendos, ampliaciones de capital...”. Además, las acciones extranjeras suelen ser mas caras porque los mínimos son más elevados y hay que añadirles las tasas en las Bolsas correspondientes. Todos estos gastos se sumarán a los cánones bursátiles (comisiones que cobra la propia Bolsa) por cada compra o venta de acciones, y, a veces, algún gravamen. OCU cuenta con un listado de los intermediarios más baratos y de confianza.

6. Proceso de compra y venta

Especifique la acción que desea comprar o vender, así como el número de títulos. Para evitar errores, lo mejor es indicar el ISIN (International Securities Identification Number) de la acción, un código de seguridad único para cada valor y válido a nivel internacional. Además, en la compra-venta podrá fijar un precio límite (en una orden de compra, usted fija el precio máximo que desea pagar por sus títulos y en una de venta el precio mínimo que desea obtener) y delimitar su validez temporal (si usted da una orden bursátil sin especificar nada, se entiende que esta es válida sólo para ese día), apunta OCU Inversiones.

Finalmente, la OCU recuerda que cuenta con carteras de acciones en la que le seleccionan en cada momento la mejor combinación y le mantienen informado de cualquier acontecimiento relevante para sus inversiones. La Organización acumula ya más de 30 años de experiencia en gestión y asesoramiento, y desde su creación el rendimiento anual medio logrado supera el 13,3%.