Calviño admite que la pandemia puede causar daños estructurales y duraderos en la economía española

Advierte de que puede afectar a la solvencia empresarial y al aumento del desempleo

"Existe el riesgo de que la duración de la pandemia pueda tener un efecto más estructural en términos de solvencia empresarial, o en términos de desempleo o descapitalización de los trabajadores que están en ERTE”. Así lo ha reconocido la vicepresidenta para Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en un encuentro telemático con la prensa internacional. Sin embargo, cree que la recuperación puede cambiar esa previsión, ya que los indicadores de alta frecuencia muestran que el crecimiento económico está siendo “intenso”, lo que podría traducirse en un repunte trimestral del PIB de “en torno al 13 %” en el tercer trimestre, auguró la vicepresidenta.

Según defendió, las previsiones económicas que maneja el Gobierno contemplan que el proceso de vacunación frente al coronavirus estará terminado en la segunda mitad de 2021, “y por tanto las hipótesis subyacentes son prudentes” sobre el momento en que el país cuente con una solución científica para la pandemia. En este contexto, la vicepresidenta ha subrayado la “urgente necesidad” de que las fuerzas políticas del país lleguen a un acuerdo sobre los Presupuestos Generales del Estado de 2021 para abordar las inversiones en transformación ecológica y digital, sufragadas con los fondos europeos, que “permitan impulsar la recuperación”.

También ha recordado que el presupuesto incluirá 27.000 millones de euros procedentes de la Unión Europea y que el Gobierno “acompasará” la emisión de deuda pública durante el próximo ejercicio a la llegada de la liquidez de los fondos europeos. “Confío en que la negociación en Europa termine lo antes posible y que el procedimiento comunitario se ponga en marcha formalmente a partir del 1 de enero” para que “cuanto antes se puedan ir canalizando estos recursos hacia nuestro país”, ha asegurado.