La Agencia Tributaria pide una ley para inspeccionar domicilios sin avisar

Gascón duda de la efectividad de las comprobaciones en domicilio previa cita y se muestra partidario de cambiar la normativa

El director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, ha asegurado este miércoles durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados que el acceso a domicilios con previo aviso para realizar comprobaciones “no parece que sea muy efectivo cuando existe la posibilidad de destruir pruebas”. De esta manera, se ha pronunciado sobre la sentencia del Tribunal Supremo donde prohíbe a Hacienda acceder a un domicilio o a una empresa por una “corazonada” o “para ver qué se encuentra”.

A su juicio, las personas físicas y jurídicas tienen una “protección” y derechos constitucionales que hay que “conciliar” con el hecho de que un investigador con autorización judicial pueda acceder a los locales sin previo aviso. “El acceso con previo aviso no parece que sea muy efectivo cuando existe la posibilidad de destruir pruebas”. No obstante, ha apuntado que el Supremo “ha puesto el problema encima de la mesa” y ha dicho que hay que ver la normativa y encontrar la solución más oportuna, por lo que “lo que hay ahora es endeble”.

Acto seguido, ha recordado a sus señorías la “tarea que hay por delante” en esta materia, en la que se tendrá que ver “en seguida” y “probablemente” también tengan que abordar legislativamente los parlamentarios. En cualquier caso, ha rehusado utilizar “sistemáticamente” la vía penal, ya que, a su juicio, tiene que ser el “último recurso”. “La vía penal tiene que ser excepcional”.

En una sentencia publicada a primeros de octubre, la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo anuló por defectos de motivación un auto judicial que autorizó la petición de Hacienda de entrada en el domicilio de una empresa basada en que había tributado por debajo de la media del sector. Acto seguido, ha asegurado que una mayor recaudación no solo se produce por la vía de la lucha del fraude, sino también del cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales.