Actualidad

Los autónomos, a un paso de la prórroga de la prestación por cese de actividad

Las asociaciones apoyan esta ampliación pero siguen poniendo condiciones. ATA exige la equiparación de exoneraciones con las empresas empleadoras y UPTA bajar al 50% la pérdida de ingresos

Encuentro del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para abordar la prórroga del cese de actividad con las asociaciones de autónomos
Encuentro del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para abordar la prórroga del cese de actividad con las asociaciones de autónomosMINISTERIO DE SEGURIDAD SOCIAL MINISTERIO DE SEGURIDAD SOCIAL

La prórroga de la prestación por cese de actividad para los autónomos está más cerca. Representantes de las tres principales asociaciones del sector -ATA, UPTA y Uatae- se han reunido con los del Ministerio de Seguridad Social y han acercado “mucho” las posturas para su extensión, que finaliza este 31 de enero. Fuentes de la negociación han confirmado que la prórroga se ampliará “con toda seguridad“ hasta el 31 de mayo, aunque está pendiente si esta extensión se hará con el apoyo de las tres asociaciones o no, ya que la principal, ATA, no dará luz verde a esta prórroga si no se aceptan algunas de sus condiciones y UPTA quiere ajustar el mínimo de la pérdida de de ingresos.

El Gobierno está dispuesto a acabar con alguna trabas que han lastrado la posibilidad de muchos autónomos de acceder a la prestación por cese de actividad, como la obligatoriedad de haber cobrado la prestación desde el mes de marzo para la concesión de una nueva, como se exige hasta ahora. También está abierto a mejorar las condiciones de los autónomos de temporada, e incluso estudiar la posibilidad de nuevas exoneraciones de cuotas, punto fundamental de ATA para dar su visto bueno al acuerdo. “El Gobierno sigue tratando a los autónomos como ciudadanos de segunda, porque está primando a los trabajadores del Régimen General y a las empresas empleadoras, que sí se les permite tener exoneraciones por limitaciones de actividad, que van desde el 80% al 100%, mientras los autónomos pagamos el 100%”, ha denunciado el presidente de ATA, Lorenzo Amor, quien ha advertido al Gobierno de que “o se nos conceden las mismas exoneraciones o con nosotros que no cuenten para cerrar un acuerdo pactado”.

Más positivo se ha mostrado el presidente de UPTA, Eduardo Abad, que se mostró muy satisfecho con esa prórroga “que está definitivamente aprobada”, pero también cree que quedan pendientes temas fundamentales, que deben resolverse. “Sigue siendo costosísimo para los autónomos poder demostrar una pérdida del 75% de sus ingresos para poder acceder a la prestación extraordinaria por el 70% de la base de cotización. Nosotros pedimos que, como mucho, la exigencia sea del 50% y que no se haga sobre la base mínima, sino la que cada uno tenga”. Asimismo, han pedido que las restricciones y el cese de actividad que aprueben cualquiera de las administraciones no se limiten temporalmente al 1 de febrero, “sino que en el impás de tiempo que va del anterior decreto al nuevo los autónomos puedan acreditar el cierre y pedir la prestación desde la fecha de la limitación”.

Para Abad, este nuevo acuerdo está “encaminado y orientado” para renovar una ayuda que es “vital” para los trabajadores por cuenta propia, que suman ya más de 360.000 en el último trimestre, lo que “nos ha permitido mantener datos positivos de afiliación” en el Régimen de Autónomos.

ATA mantuvo tras la reunión su postura más dura. “Los autónomos llevan ya 10 meses con agotamiento, psicológico, económico y financiero, donde son cada vez más pobres por culpa de las restricciones, sobre todo al comercio y la hostelería, a la movilidad, al aforo, a los horarios... Con una situación que es mucho más grave que en abril o mayo, no es de recibo que los autónomos tengan que seguir cotizando al 100% cuando sus ingresos se han quedado en la mitad en más del 60% de los negocios. O se tiene en cuenta esto o no tendrán nuestro apoyo”, han sentenciado.

Por su parte, Uatae ha presentado al Ministerio un documento con ocho puntos “fundamentales”, en los que no sólo plantea la prórroga durante los próximos meses, sino introducir criterios más accesibles, como la rebaja a un 40% de pérdida de rendimientos netos en la actividad el requisito de acceso frente al umbral actual del 75% y que el importe de la prestación sea el 70% de la base cotizada y no el 50% actual. También que se solucione la desprotección de los autónomos que tienen deudas con la Seguridad Social o eliminar la actual exclusión de quienes estuvieran de baja médica a fecha 30 de junio.