El rescate de Plus Ultra equivale al 84% de sus ventas frente al 20% que supone la ayuda prestada a Air Europa

Ciudadanos duda de que cumpla el requerimiento de proporcionalidad. La Comisión Europea analiza si procede abrir una investigación a España por posible ayuda ilegal a la aerolínea

Un avión de la aerolínea española Plus Ultra
Un avión de la aerolínea española Plus UltraEduardo Cavero

María Jesús Montero, ministra de Hacienda, volvió ayer a defender públicamente el rescate de la aerolínea Plus Ultra. Según la también portavoz del Gobierno, el préstamo estatal de 53 millones concedido a la compañía cuyo capital está en su mayoría en manos de empresarios próximos al régimen venezolano de Nicolás Maduro se concedió de acuerdo a los parámetros establecidos. Pero una vez analizada la cuestión, desde Ciudadanos no tienen tan claro que esto sea así. De hecho, consideran que el importe prestado a Plus Ultra es desproporcionado.

En la queja formal que Luis Garicano, jefe de la delegación naranja ante el Parlamento Europeo, ha presentado a la Comisión Europea, se cuestiona la proporcionalidad de la ayuda. El punto 54 del Marco temporal de medidas de ayuda estatal para respaldar la economía en el contexto del actual brote de Covid-19 elaborado por la UE se afirma que «a fin de garantizar la proporcionalidad de la ayuda, el importe de la recapitalización en el contexto de la Covid-19 no puede superar el mínimo necesario para garantizar la viabilidad del beneficiario, y no debe ir más allá del restablecimiento de la estructura de capital del beneficiario previa a la pandemia de Covid-19, es decir, de la situación a 31 de diciembre de 2019». Teniendo en cuenta que Plus Ultra ha recibido 53 millones de ayuda y que su facturación en 2019 ascendió a 63,2 millones, desde Ciudadanos consideran que el rescate «no parece que cumpla el requerimiento de proporcionalidad».

Porcentualmente hablando, el dinero recibido por la aerolínea representa el 84% de su facturación de 2019. En el caso de Air Europa, los 475 millones canalizados en dos préstamos para su rescate representan apenas el 20,2% de su facturación, que fue de 2.340 millones de euros; y los 120 millones de Duro Felguera, el 30% de los 475 millones que sumó en ventas la compañía asturiana. Si se toma en cuenta el número de empleados que tiene Plus Ultra en plantilla, su rescate equivale a 150.000 euros por trabajador.

Compañía estratégica

El monto del rescate de la aerolínea no es el único punto que lleva a Ciudadanos a concluir que se trata de una ayuda ilegal. Siguiendo los parámetros de Bruselas, el Fondo de ayuda a la solvencia a empresas estratégicas se dirige a compañías que no estuvieran en dificultades financieras antes del 31 de diciembre. En el caso de Plus Ultra, como recuerda la formación naranja, sus dificultades venían de antes. Presentaba pérdidas antes de la pandemia que ascienden a un millón de euros en 2016, 680.000 euros en 2017, 6,7 millones en 2018 y 2,1 millones en 2019, según recoge en la queja.

La ayuda concedida por el Gobierno, expone Luis Garicano a la Comisión, le supone un beneficio que no hubiera obtenido en condiciones normales de actividad y le da una ventaja con respecto a otras empresas de la UE que operen vuelos a los mismos destinos. Además, la formación naranja duda también del carácter estratégico de una compañía que sólo operó el 0,03% de los vuelos registrados en España en 2019. De hecho, recuerda Garitano, el Gobierno ni siquiera la incluye entre las 30 mayores aerolíneas del país y reconoce que trabaja en un nicho de mercado muy concreto, vuelos baratos a algunos países de Latinoamérica.

Por todo este conjunto de motivos, Ciudadanos concluye que parece que el Gobierno español ha hecho un uso abusivo de una ayuda permitida concediendo un «préstamos desproporcionado» a una compañía que «manifiestamente no es estratégica» y cuya solvencia ya estaba en entredicho antes de la pandemia. Ahora, una vez recibida la queja por parte de Ciudadanos, será la Comisión Europea la que dictamine si es necesario abrir una investigación sobre la ayuda a Plus Ultra.

A pesar de las sospechas que se ciernen sobre la operación, María Jesús Montero reiteró ayer que la operación es «absolutamente legal» y no teme que la Comisión Europea ponga ninguna traba al respecto. Bruselas analizará ahora la denuncia de Ciudadanos para determinar si procede abrir una investigación contra España por el rescate a la aerolínea.