Italia sanciona a Amazon con más de 1.100 millones por abuso de posición dominante

La multinacional asegura que más de la mitad de todas sus ventas anuales en el país provienen de pequeñas y medianas empresas

Centro de distribución durante una huelga en las operaciones logísticas de Amazon en Italia
Centro de distribución durante una huelga en las operaciones logísticas de Amazon en Italia FOTO: Remo Casilli REUTERS

La conocida compañía tecnológica de Amazon ha sido multada con el pago de 1.128 millones de euros por abuso de su “posición dominante absoluta en el mercado italiano” con una estrategia “especialmente grave” que perjudica a los competidores en el servicio logístico de comercio electrónico, informó este jueves la Autoridad garante de la Competencia y Mercado de Italia.

“Amazon ocupa una posición dominante absoluta en el mercado italiano de servicios de intermediación en el mercado, lo que le ha permitido favorecer su servicio de logística, denominado FBA, entre los vendedores activos en la plataforma Amazon. it en detrimento de los operadores competidores en dicho mercado y reforzar su posición dominante”, indicó el organismo en un comunicado.

No obstante, por su parte, la compañía se ha mostrado “en total desacuerdo” con la decisión tomada y ha anunciado que apelará, ya que tanto la multa como las medidas propuestas son “injustificadas y desproporcionadas”, aseguraron desde Amazon.

Desde la Autoridad Antimonopolio han explicado que “las empresas han vinculado a la utilización del servicio de logística de Amazon el acceso a un conjunto de beneficios esenciales para obtener visibilidad y mejores perspectivas de ventas en Amazon. it”, entre los que destaca “la etiqueta Prime, que permite vender con mayor facilidad a los consumidores más fieles y altamente dependientes”.

Del mismo modo, a través de Prime el usuario puede participar en algunos eventos especiales de Amazon como pueden ser el Black Friday o incluso el Prime Day, y de esta forma “aumenta la probabilidad de que la oferta del vendedor sea seleccionada como Oferta en Escaparate y mostrada en el Buy Box”.

Amazon, además de infringir el artículo 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, también “ha impedido que los terceros vendedores asocien la etiqueta Prime a ofertas no gestionadas” por FBA.

Por lo tanto, la investigación llevada a cabo por Antimonopolio ha determinado que “esta funcionalidad de la plataforma Amazon. it es crucial para el éxito de los vendedores y para el aumento de sus ventas”, al tiempo que “a los terceros vendedores que utilizan FBA no se les aplica el estricto sistema de medición de rendimiento al que Amazon somete a los vendedores que no son FBA y cuyo incumplimiento también puede llevar a la suspensión de la cuenta del vendedor”.

Por lo tanto, Amazon ha perjudicado a los operadores de logística de comercio electrónico competidores, ya que les ha impedido ofrecerse a los vendedores en línea como proveedores de servicios de calidad comparable a la logística de Amazon. “Estas conductas han aumentado así la brecha entre el poder de Amazon y el de la competencia, incluso en la entrega de pedidos de comercio electrónico”, se explica en la nota.

Asimismo, el coste de la duplicación de almacenes ha provocado que los vendedores que adoptan la logística de Amazon “se vean disuadidos de ofrecer sus productos en otras plataformas en línea” al menos si se trata de la misma gama de productos.

El organismo “consideró que esta estrategia abusiva era especialmente grave y, teniendo en cuenta su duración, los efectos ya producidos y el tamaño del grupo, decidió imponer la multa de más de 1.000 millones de euros”.

Del mismo modo, para poder restablecer “inmediatamente” las condiciones competitivas en los mercados de referencia, la Autoridad Antimonopolio impuso a Amazon medidas de comportamiento que serán “examinadas por un supervisor fiduciario”.

“Amazon deberá conceder todos los privilegios de venta y visibilidad en su plataforma a todos los terceros vendedores que sepan cumplir normas justas y no discriminatorias para tramitar sus pedidos“, explicaron

Ante esta situación, Amazon ha asegurado que “más de la mitad de todas las ventas anuales de Amazon en Italia provienen de pequeñas y medianas empresas, y su éxito es una parte esencial de nuestro modelo de negocio”.

“Invertimos constantemente para respaldar el crecimiento de las 18.000 pymes italianas que venden en Amazon, y proporcionamos múltiples herramientas a los vendedores, incluyendo a aquellos que gestionan sus propios envíos ellos mismos”, sentenciaron desde la multinacional.