Balance de la huelga de transportistas: Menos lácteos en los súper, cierre de industrias y toneladas de pescado bloqueadas en las lonjas

El sector lácteo asegura que el parón de esta industria ya se nota en los lineales. Planas reconoce “situaciones terribles” para los productores al no poder dar salida a sus productos

Camiones aparcados en Orejo, en el polígono de Cudeyo, en el centro logístico de supermercados Lupa
Camiones aparcados en Orejo, en el polígono de Cudeyo, en el centro logístico de supermercados Lupa FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

Los problemas de suministro de alimentos provocados por la huelga de transportistas se agravan. Si ayer se empezaban a notar ya dificultades de surtido de productos puntuales, principalmente alimentos frescos (frutas, carne, pescado), hoy esos problemas se están trasladando también a los lácteos. El desabastecimiento de leche y de productos lácteos “se está notando ya” en los lineales de los supermercados “a causa del bloqueo del transporte”, según ha advertido la interprofesional (Inlac) que reúne a los productores y a la industria. Fuentes de la distribución reconocen que la situación del abastecimiento ha empeorado bastante desde ayer. Hasta tal punto que la cadena de valor del gran consumo advirtió de que los piquetes están provocando “importantes problemas para las empresas del sector” como la falta de suministro en fábricas o la dificultad para abastecer los puntos de venta. El propio ministro de Agricultura, Luis Planas, ha reconocido también que la situación empeoró mucho ayer y que la cadena alimentaria se ha visto afectada, creando “situaciones terribles” a productores de frutas, hortalizas, lácteo o pesquero que no pueden dar salida a su género o no pueden alimentar a sus animales Mercamadrid, por ejemplo, sólo ha recibido hoy el 62% de la mercancía habitual. Planas cree que puede tardarse “días” en normalizar la situación. Unas declaraciones, las de Planas y el sector, que contrastan con las de la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Raquel Sánchez, que ha asegurado en el Congreso que la cadena de distribución “está garantizada”. La ministra ha acudido a la Cámara Baja a defender el decreto ley sobre el transporte de mercancías por carretera y funcionamiento de la cadena logística, que incluye, entre otras medidas, una revisión del precio del transporte por variación del precio del combustible y que ha sido aprobado por el pleno. En este marco, ha asegurado también que el Gobierno ha desplegado a 15.000 agentes para garantizar el suministro de productos.

En lo que al sector lácteo se refiere, Inlac ha asegurado que la huelga de transportes “provoca el colapso de ganaderías y fabricantes”, además de ese desabastecimiento, según ha explicado en un comunicado en el comienzo de la primera jornada de parada de la industria láctea. La Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil) anunció ayer que las fábricas habían visto interrumpido el suministro de los productos necesarios para la elaboración de lácteos y el traslado del producto terminado a las cadenas de distribución, lo que había anulado la capacidad de envasado, almacenamiento y gestión de un alimento “altamente perecedero y esencial para el consumo diario” y obligado a la industria a parar desde hoy. Una decisión, advierten, que supone la suspensión de la recogida de la leche en las explotaciones ganaderas a partir de hoy y, sobre todo, advertían, pone en riesgo el abastecimiento de productos nutricionalmente básicos en la alimentación de las personas como son la leche y los lácteos. Ponerlos a disposición de la ciudadanía “es básico”, ha recordado hoy Inlac, mientras ha llamado al “diálogo y a la responsabilidad” para encontrar una salida al conflicto.

El sector lácteo “comparte el impacto por la subida imparable del combustible y el respeto al derecho a la huelga”, pero ha pedido “responsabilidad a todos” para no paralizar el sector lácteo “ni provocar su colapso” en un momento “tan sensible”.

Desde la principal asociación de productores de leche del país (Agaprol), han asegurado, no obstante, que no se han registrado problemas significativos en la retirada de leche. En declaraciones a Efe, su presidente, Francisco Fernández, ha asegurado que, al menos de momento, no hay constancia de “problemas serios” en esa retirada de la leche de las explotaciones. No obstante, esta asociación, que agrupa a más de 600 ganaderos de una decena de autonomías, no descarta que las incidencias hayan en aumento si la parada “persiste” varios días. “Hay mucha preocupación” por esta huelga del transporte y las consecuencias que de ella se puedan derivar, según han asegurado.

Amenaza de paro en la industria

En el sector pesquero, el Comité de Productos del Mar de la patronal AECOC ha denunciado “coacciones” y “acciones violentas” contra los transportistas que no secundan la huelga. Según ha explicado hoy en Lleida el presidente del Comité, Eduardo Míguez, desde el pasado lunes hay “cientos de toneladas” de pescado que han quedado bloqueadas en los puertos y lonjas. Los piquetes, asegura, han “recrudecido” sus acciones, por lo que piden a la Administración y a las fuerzas del orden público que “actúen para garantizar la seguridad de los profesionales” y la salida de los productos perecederos. Una petición en la que han coincidido con la Confederación Española de Transportes de Mercancías (CETM), mayoritaria dentro del sector.

Las movilizaciones también se están dejando sentir en el sector industrial. La Alianza por la Competitividad de la Industria Española, constituida por las grandes organizaciones empresariales de los sectores de automoción, refino, papel, química, alimentación, cemento y siderurgia; ha solicitado la “intervención urgente” de la Administración para garantizar el desarrollo de la actividad empresarial. En un comunicado, la Alianza ha advertido de que el paro amenaza con la paralización de la industria. Hoy mismo, la planta de Acerinox en Los Barrios (Cádiz) detuvo la acería, primera fase de producción de las instalaciones, ante la falta de suministro de cal causada por los piquetes de los transportistas.

Para tratar de abordar los problemas del sector, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Raquel Sánchez, mantuvo ayer una reunión con el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), el órgano que reúne a las patronales del sector con el Gobierno, pero en el que no está representada la Plataforma en Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional, convocante de los paros. Tras el encuentro, el ministerio informó de que trabajará en trasladar al sector del transporte los principios generales que inspiran la ley de la cadena alimentaria, es decir, que no se puede trabajar por debajo del coste. También se está valorando publicar con periodicidad semanal, en vez de mensual, el índice de referencias de los precios de los combustibles. A ello se suma el decreto que recoge las medidas que el Gobierno ya consensuadas con el sector el pasado mes de diciembre aprobado hoy. Ambas partes se han reunido hoy, aunque asociaciones como Fenadismer o el Gremio de Transportes y Logística de Cataluña ya han advertido de que las propuestas son insuficientes.