Clavos, piedras, barricadas, sabotajes... Los huelguistas recrudecen la presión para paralizar el transporte

Los actos violentos son todavía puntuales, pero la tensión va en aumento y las autoridades preparan ya planes de contingencia. Muchos camioneros que no habían parado lo hacen ahora por miedo

FOTO: La Razón

“No se puede consentir ni tolerar que en un Estado democrático y de derecho se utilice la violencia y la fuerza para impedir trabajar a quien quiere trabajar”. Con esta contundencia la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha advertido a los piquetes violentos de la huelga de transportistas que el Gobierno actuará “con contundencia” frente a la “violencia” desatada por el paro minoritario de transportistas que comenzó este lunes, pese a la oposición de las organizaciones empresariales mayoritarias en el sector y los sindicatos.

Clavos en la calzada, barricadas en las carreteras, lanzamiento de piedras, sabotajes a camiones que deciden continuar con su actividad, agresiones... La tensión entre huelguistas y camioneros y empresas que deciden seguir adelante con su actividad va en aumento y los incidentes violentos se han empezado a generalizar en los centros logísticos, portuarios y de distribución de toda la geografía nacional. “Miles de transportistas están obligados a seguir trabajando porque son asalariados en empresas de transporte y no pueden parar. Los huelguistas lo saben y aún así han desatado la violencia contra ellos también”, explicaron a LA RAZÓN fuentes de las asociaciones de transportistas que no han secundado las movilizaciones.

Piquete 2
Piquete 2 FOTO: La Razón

La tensión ha alcanzado tales cotas que ya se han producido los primeros heridos graves. Un huelguista fue arrollado por un camionero que se saltó un cierre de carreteras en Asturias y un transportista de 33 años resultó herido por arma de fuego en el abdomen en el parque logístico Barral, en la localidad madrileña de San Fernando de Henares, durante un forcejeo con un agente de paisano que estaba trabajando en el lugar para controlar el piquete informativo de trabajadores.

El miedo a los piquetes ha provocado que algunas empresas -como la productora de los piensos Apicose- hayan solicitado “una escolta de la Guardia Civil” para “poder acceder” con sus propios camiones a la instalaciones portuarias en un convoy seguro para recoger el grano y “comenzar a fabricar piensos” nuevamente, tras tener que parar la producción por falta de materias primas. Aunque la mayoría de las empresas de transporte no ha secundado el paro al no haber sido convocado por las asociaciones mayoritarias, muchos camioneros han decidido parar sus camiones “por miedo a los piquetes”. De hecho, las propias empresas están dando la orden de paralizar la actividad “para preservar la seguridad de los trabajadores”. Policía y Guardia Civil ya están preparando planes de actuación si la violencia se extendiera.

Piquete 4
Piquete 4 FOTO: La Razón

Las patronales, tanto CEOE y Cepyme como las sectoriales (CETM, Astic, Confebús, Fenadismer o UNO Logística) han condenado estos “actos violentos”. Creen que esta situación solo “empeora las dificultades por las que pasan las empresas españolas en general y las del transporte en particular”. Desde CEOE han vuelto a llamar a la calma y a poner fin “a este tipo de actos de bloqueo que se están realizando estos días por parte de un sector minoritario del transporte por carretera”, que está afectando al funcionamiento regular del sector y a buena parte de la cadena productiva. Eso sí, la patronal también ha exigido al Gobierno que ponga en marcha “de inmediato” ayudas con urgencia para paliar el impacto del incremento del coste del gas natural y del gasóleo en la actividad de las empresas, así como incentivos para la renovación de flotas de mercancías.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha reconocido que empiezan a notarse los primeros síntomas de desabastecimiento de alimentos aunque, de momento, solo reconoce que se han detectado algunas “disrupciones puntuales” en algunos productos frescos como el pescado, frutas y hortalizas. El titular de Agricultura ha hecho una “llamada a la serenidad” y al “respeto de la actividad” para que se garantice el abastecimiento alimentario. “Ha afectado a una pequeña parte, pero la huelga no puede paralizar el funcionamiento de la economía y en particular el sector alimentario”, ha recalcado.