Danone advierte de que se verá obligada a interrumpir su actividad en toda España por la huelga de transporte

Este grupo cuenta con cuatro plantas de productos lácteos y tres de agua mineral natural en ocho autonomías, abasteciendo a más de 13 millones de hogares

La huelga de transportes parece no tener fin. Estas reivindicaciones que llevan más de una semana han paralizado la distribución generando graves problemas en la cadena de suministros, la cual comenzó provocando dificultades puntuales en alimentos frescos y que pronto se trasladaron a los lácteos.

La industria láctea confirmó ayer que a raíz de la huelga ya se habían perdido tres millones de litros de materia prima y en el día de hoy se suma el grupo Danone, quién ha advertido este martes de que en el plazo máximo de 24 horas puede verse “obligado a interrumpir de forma temporal su actividad” en las cuatro plantas de productos lácteos en España y en las tres de agua mineral natural.

Los paros convocados por la huelga de transportistas iniciada el pasado 14 de marzo, está provocando situaciones desfavorables en múltiples empresas y desde Danone han alertado en un comunicado que “en caso de no alcanzarse una solución de forma inmediata” tendrá que detener su actividad.

“De no llegar a un acuerdo en las próximas horas, Danone se verá obligado a tomar la drástica decisión de interrumpir el proceso de recogida de leche, y como consecuencia, el proceso de producción en sus fábricas y posterior traslado de producto terminado a las cadenas de distribución alimentaria”, aseguró.

Este parón tendría un gran impacto a nivel nacional, ya que en la actualidad en España, Danone tiene empleados a 2.000 trabajadores repartidos en diferentes plantas de producción e instalaciones en ocho autonomías, abasteciendo a más de 13,5 millones de hogares. Por tanto, esta decisión provocaría “la interrupción de suministro tanto de agua mineral natural como de productos lácteos a nivel nacional”.

Desde Danone han asegurado que hasta el momento han llevado a cabo “sus máximos esfuerzos” con el objetivo de mantener toda su actividad dentro de la normalidad, a pesar de las dificultares que se han generado a raíz de “un contexto difícil y muy tensionado”. A pesar de todo el esfuerzo dedicado, este parece no ser suficiente, ya que han indicado que “la inaudita situación de inestabilidad y el agravamiento de los paros ya están comenzando a afectar al aprovisionamiento de materias primas esenciales para sus productos como leche entera o nata”.

En este sentido, este grupo expresó su “profundo malestar” por esta situación y por las “graves consecuencias” de fuerza mayor que está provocando esta huelga de transportistas en la sociedad en general. Además, confían en que puedan “acelerarse” las negociaciones para alcanzar un acuerdo en el mínimo plazo de tiempo posible y poder así retomar la actividad cuanto antes.