España

El Gobierno dará un cheque de 200 euros a las rentas inferiores a 14.000 euros y sube un 15% las pensiones de jubilación no contributivas

Sánchez asegura que con sus medidas, con un coste total desde el primer decreto de 15.000 millones, “los precios se contienen en 3,5 puntos”

A rebufo de los acontecimientos, con el PIB estancado en un exiguo crecimiento del 0,2% en el primer trimestre, los precios disparados un 8,7% en lo que va de año y la cesta de la compra encarecida cinco veces más que el IPC de mayo, el Gobierno ha aprobado una batería de ayudas hasta el 31 de diciembre. Todo atribuido a “la guerra de Putin”, aunque la economía ya daba síntomas de estancamiento desde el verano del pasado año. “Para que nos demos cuenta del esfuerzo para contener la inflación, con las medidas de hace tres meses y las que hemos aprobado vamos a contener en 3,5 puntos el alza de los precios, el IPC. Dicho de otro modo, sin estas medidas la inflación sería 3,5 puntos superior a la actual. Sería de hasta 14 y 15 puntos”, ha asegurado el presidente del Gobierno, errado en el cálculo o insinuando sin querer que el IPC podría superar los dos dígitos. En definitiva, que a las medidas anti-crisis para contener la inflación le va a ocurrir como al “tope al gas”, que se anunció que iba a rebajar el precio de la electricidad en el mercado mayorista y se ha quedado en un parche con el que se logra que no se dispare aún más.

Pedro Sánchez ha remarcado, para empezar, la rebaja del IVA de la luz del 21% al 5% lo que va a suponer, según ha dicho, ampliar la reducción del 60% de los impuestos de la tarifa eléctrica. También ha subrayado la rebaja de 20 céntimos en el precio del litro de carburantes.

El esfuerzo del decreto anti-crisis supera los 9.000 millones de euros -5.500 millones de euros en gasto para proteger a las familias y 3.600 millones en reducción de ingresos por las rebajas fiscales-. En total, desde abril de 2021 hasta el final de 2022 “con los dos decretos habrá invertido cerca de 15.000 millones de euros, más de un punto de PIB”, ha asegurado Sánchez.

Energía: rebaja del 80% en los impuestos eléctricos

Para atacar el desorbitado alza de los precios de la electricidad, tras el fracaso del “tope al gas”, se refuerzan las medidas energéticas con la ya anunciada reducción del IVA eléctrico del 10% al 5%. “Con el primer decreto bajamos al 60% los impuestos de la factura de la luz. Ahora, con el segundo decreto, la rebaja llega hasta el 80%”, ha explicado Sánchez. Se mantienen las condiciones en los contratos de suministros del gas, la minoración de la retribución de energía, del bono social, la suspensión impuesto al valor de la producción de energía eléctrica y del impuesto eléctrico. Se mantiene también la reducción del precio de los combustibles en 20 céntimos hasta final de año y habrá una limitación al precio máximo de la bombona de butano, que estará en vigor hasta el 31 de diciembre. Asimismo, se aprueban ayudas directas a la industria intensiva en el consumo del gas.

Cheque de 200 euros y pensiones

En ayudas directas, el Gobierno aprueba aumentar en un 15% las pensiones de jubilación e invalidez no contributivas. “Estamos hablando de 60 euros al mes para estos beneficiarios, unos 360 euros hasta final de año”, ha indicado el líder socialista.

Para paliar la subida del IPC, habrá también una ayuda directa de 200 euros para trabajadores, autónomos y desempleados con ingresos inferiores a los 14.000 euros anuales, que podrá solicitarse desde julio. También se prorroga hasta septiembre el pago de las cuotas a la Seguridad Social para el sector pesquero, agrario y del transporte. El IVA de las mascarillas se mantiene en el tipo reducido en el 4% hasta final de año.

La medida, según Hacienda, beneficiará a 2,7 millones personas e incrementará su renta en 540 millones. Para recibir esa ayuda, los beneficiarios deben residir en hogares en los que la suma de las rentas que perciban los convivientes sea inferior a 14.000 euros en 2021 y cuyo patrimonio descontando la vivienda habitual no supere los 43.196,4 euros. Se excluye de esta ayuda a quienes ya cobren el Ingreso Mínimo Vital o reciban pensiones del Régimen General y los Regímenes especiales de la Seguridad Social o por el Régimen de Clases Pasivas del Estado. El organismo encargado de la gestión de esta ayuda, que requerirá solicitud previa por los beneficiarios, será la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Transporte público estatal a la mitad; el de las CC AA, un 30%

Además, para el fomento del transporte público, el Gobierno incentiva la reducción del 50% del precio de todos los abonos mensuales o título de transporte terrestre prestado por el Estado, como Renfe, y una bonificación del 30% para los servicios prestados por las CCAA y los ayuntamientos. Estos entes podrán contar con recursos propios para llegar al 50%. Esta ayuda será financiada por el Gobierno y complementada por las CC AA. Sobre el ahorro, Sánchez ha puesto los ejemplos de Madrid, donde un bono mensual de Cercanías cuesta 29 euros y pasaría a 14,5 euros; Cataluña, donde se pasará de los 25,55 euros a 12,7 euros, o Sevilla, donde el coste pasará de 34,7 euros a 17,35 euros.

“Vamos a mantener el incremento del 15% del Ingreso Mínimo Vital, la prohibición de los cortes de energía (luz y gas) y agua, el tope a la subida de los alquileres y que el aumento de costes energéticos no pueda ser causa de despido en el caso de las empresas que reciban ayudas”, ha añadido.

Impuestazo a las energéticas, para el próximo año

Sánchez ha asegurado que el tributo extraordinario que se aplicará a las energéticas, a quienes poco más que ha tachado de “egoístas”, se basa en “que aporten más quienes están en mejores condiciones”. “No cabe que algunos se beneficien a costa del perjuicio de las mayorías. Por tanto quienes obtengan réditos indirectos de la subida de precios deben aportar de forma adicional al esfuerzo colectivo y a la protección de la clase media y trabajadora. Y quienes más obtienen deben contribuir más”, ha dicho. El impuesto será presentado en las próximas semanas como proposición de ley para que entre en vigor el 1 de enero de 2023.