Tercer techo de gasto récord consecutivo: rozará los 200.000 millones en 2023

El Gobierno mantiene el objetivo de déficit en el 5% este año

Récord tras récord. El Consejo de Ministros ha aprobado el techo de gasto –el límite de gasto no financiero– de los Presupuestos Generales del Estado para 2023 y lo ha vuelto a llevar a una nueva cifra récord: 198.221 millones de euros, un 1,1% más respecto a este año.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, fue la encargada de dar la descomunal cifra final –que por tercer año consecutivo se sitúa en máximos–, una cifra que, según defendió, «no nos impedirá seguir reduciendo el desequilibrio, pero manteniendo el esfuerzo inversor». Dio así el primer paso para la elaboración de las últimas cuentas públicas de la legislatura de Pedro Sánchez, cuyo objetivo situó en «consolidar el crecimiento económico y la creación de empleo, pero teniendo en cuenta el complejo panorama económico actual».

Montero recordó que se mantendrán suspendidas por cuarto año consecutivo las reglas fiscales –tal y como aprobó de la Comisión Europea–, lo que no significa que esté suspendida la «responsabilidad fiscal» ni la «responsabilidad presupuestaria», aunque no impedirá los Presupuestos que «presentemos nos permita proteger a la mayoría social del país».

El Gobierno también ha actualizado los objetivos de déficit y deuda. Respecto al primero, Hacienda no se ha movido un décima de su objetivo previo y mantiene el desajuste en el 5% del PIB este año y una tasa de referencia del 3,9% del PIB en 2023. Nada nuevo respecto al Programa de Estabilidad 2022-2025 enviado en abril a Bruselas y que estableció una senda de reducción del déficit a medio plazo por debajo del 3% en 2025.

La titular de Hacienda no perdió la oportunidad de volver a recordar que el Gobierno exigirá un nuevo «esfuerzo fiscal», que deberá repartirse en cada sector y que permitirá un mayor margen de gasto y de déficit en las comunidades autónomas y corporaciones locales respecto a lo prometido a Bruselas. En concreto, del déficit del 3,9% del PIB previsto para 2023, 3,2 puntos serán para la Administración Central, que recorta dos décimas su margen respecto a la anterior previsión, para aumentar del 0,1% al 0,3% la tasa de referencia de déficit para las comunidades autónomas. Montero avanzó que los recursos «se incrementarán significativamente» tanto para las comunidades autónomas como para las corporaciones locales.

Por su parte, la tasa de referencia para la Seguridad Social mantiene un déficit del 0,5%, mientras que en el caso de las corporaciones locales se reduce una décima su previsión de superávit, quedando en un 0,1% del PIB. Para la Seguridad Social, la ministra adelantó que el techo de gasto incluye una transferencia de 19.888 millones de euros desde el Estado, aumentando esta provisión en cerca de 1.500 millones respecto a los 18.396 millones de los fondos transferidos en 2022. Esto es un 8,1% más.

Lo que no aclaró Montero es cuál será la subida salarial de los empleados públicos, que espera acordar con las organizaciones sindicales, a las que ha instado a cerrar un pacto de rentas, de manera que “en línea con ese pacto de rentas podría estar la aproximación de subidas salariales para los próximos años”.

El techo de gasto aprobado consigna 25.156 millones de euros de fondos europeos, 23.840 millones del mecanismo de recuperación y resiliencia (MRR) y 1.316 millones del React-EU. Si se descuenta el efecto de los fondos europeos, el techo de gasto se situaría en 173.065 millones de euros, un 1,9% más que en el año actual.

También dio a conocer los datos de proyección de la deuda pública, que mantiene la estimación de cerrar 2022 en el 115,2% y que baje al 112,4% en 2023, 110,9% en 2024 y 109,7% en 2025.

Mañana, el Gobierno llevará al Consejo de Política Fiscal y Financiera, que integra a todos los consejeros de Economía de las autonomías, la propuesta de ampliar su margen del déficit, que pasará del 0,1% al 0,3% del PIB en 2023. El objetivo es hacer más la flexible el objetivo de déficit de las comunidades autónomas.