Economía

Aval judicial a Uber y Cabify

Un juzgado deniega la petición de una plataforma del taxi de que suspendiera de forma cautelar su actividad por presunta competencia desleal

Un juzgado deniega la petición de una plataforma del taxi de que suspendiera de forma cautelar su actividad por presunta competencia desleal.

Publicidad

Uber y Cabify han logrado el aval judicial para seguir operando frente a la petición de que dejaran de dar servicio solicitada como medida cautelar por la Plataforma Integral del Taxi en una de las demandas colectivas presentadas contra las plataformas de vehículos de alquiler con conductor (VTC) por supuesta competencia desleal.

El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid ha emitido un auto, con fecha del pasado 15 de abril, en el que rechaza imponer estas cautelares por considerar que "no se cumplen los requisitos exigidos para pedirlas". Con este auto, el juez autoriza a Uber y Cabify, y a firmas de VTC a través de las que dan servicio, como son Ares Capital y Cibeles Comfort, para seguir operando en las ciudades en que cada una de estas firmas operan, informa Ep.

El conjunto de plataformas y empresas de VTC contra las que se dirigía la demanda dan servicio en Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Bilbao, Valencia, Getxo, Castellón, Barakaldo, Durango, Alicante, Santander, Ibiza, Palma de Mallorca, Vizcaya, Bilbao, Guadalajara, A Coruña, Portugalete, Burgos y Toledo.

En su demanda colectiva, los taxistas de la Plataforma del Taxi, con el asesoramiento de Elpidio Silva, pedían como demanda cautelar "el cese provisional"de este servicio de transporte. El juez las ha rechazado pero ahora el proceso judicial seguirá su curso para dirimir sobre el fondo de la cuestión planteada, la supuesta competencia desleal de las VTC. Se trata de una demanda que esta plataforma presentó a finales del pasado año, después de que en septiembre, y tras las movilizaciones de taxistas y VTC de julio y agosto, el Gobierno aprobada el Real Decreto por el que permitía a los Gobiernos autonómicos regular a las VTC en sus territorios. No obstante, se presentó en vísperas de que en enero de este año se produjeran nueva movilizaciones de taxistas y VTCs, fundamentalmente en Barcelona y Madrid.

Publicidad

Fruto de estas movilizaciones el Govern de Cataluña fue el primer en aprobar un Decreto en la materia, el primero también que fijó una antelación para contratar un servicio de VTC, mientras que Madrid rechazó entrar a regular. Por contra, aprobó un nuevo reglamento del taxi para flexibilizar su servicio.

En la actualidad, además de Cataluña, otras cinco comunidades han aprobado normas para los VTC, todas ellas con antelación en la contratación de uno de estos coches. Se trata del País Vasco, Aragón, Baleares y Valencia.

Publicidad