El coste laboral por trabajador cayó el 3,2 %, la mayor bajada desde 2001

El coste laboral de las empresas por trabajador y mes se situó en 2.598,69 euros en el cuarto trimestre de 2012, lo que supone un descenso del 3,2 % con respecto al mismo periodo de 2011 y la mayor caída de la serie histórica desde 2001.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), de dicho gasto, el coste salarial (que incluye salario base, complementos, pagos por horas extraordinarias y atrasos, todo medido en términos brutos) se situó en los 1.946,91 euros de media por trabajador y mes, lo que supone un 3,6 % menos, también la mayor bajada en doce años.

Los otros costes, no salariales, se redujeron el 1,8 %, hasta 651,78 euros porque su principal componente, las cotizaciones a la Seguridad Social, bajaron un 0,6 %, y las percepciones no salariales el 15,6 % por el descenso de las indemnizaciones por despido, así como de otras percepciones como indemnizaciones, entre otras.

Así, de esta partida, 569,01 euros correspondieron a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social; 96,90 euros a percepciones no salariales y 14,13 a subvenciones y bonificaciones (que se redujeron el 40,6 %).

Según el INE, el coste laboral por hora bajó un 2,2 % interanual hasta los 20,22 euros, y fue inferior al del coste por trabajador por la bajada del 1 % del número de horas efectivas de trabajo.

Por sectores, la industria fue el único donde aumentó el coste laboral total, el 0,7 %, hasta 3.115,18 euros, mientras que el coste salarial total se situó en 2.325,22 euros, el 0,2 % menos; el ordinario subió el 0,9 % hasta 1.833,38 euros y los otros costes aumentaron el 3,7 % hasta 789,96.

El INE destaca el moderado aumento de los salarios ordinarios en la industria así como el aumento de los otros costes debido principalmente a las indemnizaciones por despidos.

En la construcción el coste laboral fue de 2.836,06 euros, cifra que no varió con respecto al cuarto trimestre de 2011, mientras que el salarial total registró la mayor subida, del 0,4 %, hasta los 2.026,13 euros (y del 1,1 % en el ordinario, hasta 1.599,53) y los otros costes ascendieron a 809.93, el 0,9 % menos.

El sector servicios tuvo un descenso del 4,2 % en el coste laboral (2.477,32 euros); del 4,7 % en el salarial total (1.865,84); del 0,2 % en el ordinario (1.596,50) y del 2,7 % en los otros costes (611,48).

Por actividad, los mayores descensos de los costes laborales se produjeron en la Administración Pública, donde cayeron el 14,4 %, hasta los 2.782,08 euros por trabajador y mes; seguido de las actividades sanitarias, con una bajada del 9,3 % (2.630,78); las actividades artísticas y recreativas, el 5,4 % menos (1.858,77).

Del lado contrario, los incrementos más importantes fueron para las industrias extractivas, con un alza del 7,8 % hasta 4.099,83 euros y el suministro de energía eléctrica, con el 7,4 %, hasta 6.127,74 euros, el mayor coste laboral por trabajador y mes.

La hostelería, con 1.561,34 euros, fue el sector con el menor coste laboral por trabajador y mes, cifra que supone, además, un descenso del 4,4 % respecto al cuarto trimestre de 2011.

En todas las comunidades bajaron los costes laborales, especialmente en Andalucía, con una caída del 8,3 % mientras que en la Comunidad Valenciana fue donde menos bajaron, el 0,3 %.

El coste laboral por trabajador y mes más alto correspondió al País Vasco, con 3.085,37 euros y el más bajo a Canarias, 2.127,71.

La jornada semanal media pactada fue de 34,6 horas en el cuarto trimestre, y si se añaden las horas extras y se restan las perdidas, la jornada se redujo a 29,6 horas efectivas de trabajo.