El déficit público cae al 2,78% del PIB hasta septiembre

Supone un total de 31.107 millones y está por debajo del 4,6% comprometido con Bruselas para el total del ejercicio

La Razón
La RazónLa Razón

El déficit consolidado del conjunto de las administraciones públicas hasta septiembre alcanzó los 31.107 millones de euros (un 2,78 % del PIB) con lo que sigue por debajo del 4,6 % comprometido con Bruselas para el total del ejercicio.

El déficit consolidado del conjunto de las administraciones públicas -central, regional, local y fondos de la Seguridad Social- hasta septiembre alcanzó los 31.107 millones de euros (un 2,78 % del PIB) con lo que sigue por debajo del 4,6 % comprometido con Bruselas para el total del ejercicio.

En caso de descontar el saldo neto de las ayudas concedidas a instituciones financieras, el déficit sería de 2,59 % del PIB, recuerda el Ministerio de Hacienda, que ha actualizado hoy estos datos.

Si se compara con el desfase entre ingresos y gastos que había en el tercer trimestre de 2015, que era del 3,05 % del PIB, el déficit público hasta septiembre es un 5,1 % menor.

Déficit del Estado (noviembre)

Hasta finales de noviembre de 2016, el déficit del Estado representa el 2,36% del PIB, 0,01 puntos porcentuales menos que en mismo periodo del año anterior. No obstante, en millones de euros, el déficit asciende a 26.413 millones, cifra superior en un 3,7% a la registrada en el mismo periodo de 2015.

Esta evolución se explica por una caída de los ingresos por impuestos del mes de noviembre a causa del aumento de las devoluciones solicitadas en un 38,6%.

Recursos no financieros del Estado

Los recursos no financieros se sitúan en noviembre en 159.121 millones de euros, cifra equivalente al 14,24% del PIB, lo que supone un descenso del 2,5% interanual.

Esta evolución se debe, fundamentalmente, al descenso de los ingresos procedentes de los impuestos, que han pasado de 140.551 millones en 2015 a 137.598 millones en 2016, 2.953 millones menos. La mayor parte de esta caída se ha registrado en el mes de noviembre por el mencionado incremento de las devoluciones solicitadas en un 38,6%, sobre todo en el Impuesto de Sociedades, que han aumentado en 652 millones, y los menores ingresos por IVA, 991 millones. El IRPF cae casi un 7% respecto a noviembre de 2015, debido, principalmente, a la liquidación definitiva del sistema de financiación de las CCAA del año 2014 (que se efectuó en julio), que ha supuesto una disminución de la recaudación de este impuesto para el Estado de 2.133 millones.

Los demás impuestos han descendido un 2,4%, fundamentalmente por los menores ingresos del canon por la utilización de las aguas continentales para la producción de energía eléctrica en un 55,4%, ya que en 2015 incluye las autoliquidaciones correspondientes a 2013 y a 2014 y el descenso del 20,7% de los ingresos procedentes del Impuesto sobre el Valor de la Producción de la Energía Eléctrica, que ha pasado de 1.548 millones en noviembre de 2015 a 1.228 millones en noviembre de 2016.

Empleos no financieros del Estado

Hasta finales de noviembre de 2016 los empleos no financieros del Estado han sido 185.534 millones, cifra inferior en un 1,7% a la de 2015, descenso que se produce en casi todas las rúbricas de gasto.

Descienden las transferencias corrientes entre Administraciones Públicas un 1,3% (1.345 millones), siendo la partida de gasto del Estado la de mayor volumen (casi un 60% del gasto total). Este descenso se debe a la caída de las transferencias destinadas al Servicio Público de Empleo Estatal en un 61,3% (5.644 millones), ya que aumentan las transferencias a las CCAA un 5,5% y a las CCLL un 3,8%.

El gasto en consumos intermedios ha sido un 7,1% inferior al de 2015 y en el mes cae un 30,4%. La remuneración de asalariados ha descendido un 0,1%, con un gasto de 15.830 millones. Los intereses devengados han descendido un 4,5%, consecuencia de la evolución de tipos de interés.

Por su parte, entre los incrementos destacan las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales en especie, que crecen un 6% con un total de 12.748 millones, de los cuales, la mayor parte corresponden a las pensiones de clases pasivas del Estado, que han aumentado un 3,9%.

Déficit conjunto de la Administración Central, Comunidades Autónomas y Seguridad Social (octubre)

Hasta octubre, el déficit conjunto de las Administraciones Públicas, excluidas las Corporaciones Locales, se sitúa en el 2,68% del PIB, un 15,4% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior (y un 13,8% inferior al registrado en septiembre). Si se incluye en ambos periodos el saldo negativo de la ayuda a las instituciones financieras, de 2.254 millones en 2016 y de 456 millones en 2015, el déficit en octubre de 2016 sería del 2,88% del PIB, con un descenso del 10,2% interanual.

Administración Central

El déficit de la Administración Central (excluida la ayuda financiera) asciende en octubre al 1,77% del PIB, frente al 1,83% de octubre de 2015.

El buen comportamiento en el mes de octubre de este subsector se ha debido fundamentalmente al aumento de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades que se aprobó por el RDL 2/2016 y, en segundo término, por el descenso de las transferencias al SEPE.

Si se incluye la ayuda a instituciones financieras, el déficit de la Administración Central sería del 1,97% del PIB, incluyendo el déficit del Estado (1,94% del PIB) así como el de los Organismos de la Administración Central (0,03% del PIB).

Comunidades Autónomas

La Administración Regional reduce su déficit en más de un 70% interanual, situándose en 3.726 millones, equivalente al 0,33% del PIB, frente a los 13.175 millones del mismo periodo de 2015.

El déficit autonómico se ve afectado favorablemente por el resultado de la liquidación definitiva de 2014, con un saldo a favor de las Comunidades de 7.668 millones, frente a la liquidación definitiva de 2013 que, aunque también resultó a favor de las mismas, lo fue por un importe de 1.750 millones.

Fondos de la Seguridad Social

En el periodo enero-octubre, los Fondos de la Seguridad Social han obtenido un déficit de 6.462 millones, equivalente al 0,58% del PIB, 3.926 millones de euros más que en el mismo periodo de 2015.

Esta evolución se debe, fundamentalmente, al mayor déficit del Sistema de la Seguridad Social, un 18,3% superior al de 2015, aunque cabe destacar el incremento de las cotizaciones sociales, que crecen un 3,1% (triplicando la tasa del 1% registrada hace un año). Las prestaciones sociales han aumentado un 3,4%. La mayor parte de este gasto corresponde a pensiones contributivas, con un número de perceptores que aumenta el 1,2% en tasa interanual y una pensión media mensual de 907,8 euros, superior en un 1,9% a la de 2015, por encima de la revalorización de las pensiones, ya que en términos netos los nuevos pensionistas se incorporan con pensiones más altas. Esto supone un diferencial del 27,4% entre el ritmo de crecimiento del principal gasto del sistema y el de su financiación.

Por otra parte, incide el menor superávit del Servicio Público de Empleo Estatal, que se reduce casi a la mitad por las menores transferencias recibidas del Estado (-5.173 millones menos que en 2015).

En sentido positivo ha evolucionado el FOGASA, que ha reducido su déficit un 58,4%.

Déficit conjunto de las Administraciones Públicas (tercer trimestre)

La Administración Local presenta un superávit de 5.762 millones, equivalentes al 0,52% del PIB. Supone un aumento del 63,5% respecto al tercer trimestre de 2015. El incremento nominal es de 2.237 millones.

Esta evolución se debe a un aumento de los ingresos del 2,2% junto a una reducción de los gastos del 2,5%, porcentajes en los que ha incidido de forma directa el resultado de la liquidación del sistema de financiación, que ha supuesto en este ejercicio un saldo a favor de estos entes de 923 millones, mientras que el saldo de 2015 fue de 772 millones a favor de Estado.

Con estos resultados de la Administración Local, el déficit del Sector Administraciones Públicas en el tercer trimestre se sitúa en el 2,59% del PIB, excluyendo las ayudas financieras, lo que supone una reducción interanual del 10,6%, y una reducción del 9% respecto al déficit del segundo trimestre de 2016. Estas cifras nos sitúan en línea con el cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria previsto para 2016, situado en el 4,6% del PIB.