El juez bloquea las cuentas y los fondos bancarios del ex ministro

Rodrigo Rato saliendo de su casa esta mañana
Rodrigo Rato saliendo de su casa esta mañana

El juez encargado de investigar a Rodrigo Rato por supuesto fraude y blanqueo de capitales ha ordenado el bloqueo de todas las cuentas corrientes, depósitos, fondos y préstamos titularidad del exvicepresidente.

El juez Enrique de la Hoz, al frente del Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid, ordenó ayer el embargo de todas las cuentas corrientes y cualquier producto financiero que esté a nombre del ex ministro de Economía y vicepresidente del Gobierno de José María Aznar, Rodrigo Rato, como fondos de pensiones o de inversiones, según confirmaron al respecto fuentes jurídicas.

Esta decisión del magistrado fue remitida tanto a la Asociación Española de la Banca, la Confederación Española de Cajas de Ahorros y la Unión Nacional de Cooperativas de Créditos. Esta decisión fue adoptada por el magistrado a instancias de la Fiscalía, y con el objetivo de evitar que pueda «mover» ninguna cantidad de dinero; y la misma fue adoptada a instancias de la Fiscalía, después de que el Servicio de Vigilancia Aduanera finalizara este viernes el registro en el despacho del ex ministro de Economía y en el que se han incautado de abundante documentación.

De esta forma, a partir de ahora, no podrá disponer de esos saldos, salvo que pida judicialmente poder retirar una cantidad determinada para un gasto concreto y que el magistrado se lo autorice.

El magistrado acordó esa medida antes de que la causa pasara por «reparto» al Juzgado de Instrucción número 31, del que es titular Antonio Serrano, quien todavía no ha incoado las correspondientes diligencias.

Por otro lado, la Fiscalía Anticorrupción pretende hacerse cargo del nuevo procedimiento judicial abierto al ex ministro de Economía y vicepresidente del Gobierno de José María Aznar, Rodrigo Rato, por los delitos de fraude, blanqueo y alzamiento de bienes. Desde poco después de que la Fiscalía de Madrid presentara la denuncia en el Juzgado de Guardia de Plaza de Castilla –que también iba dirigida contra otras personas de las que no ha trascendido sus identidades–, que fue el origen de la detención y de los registros efectuados en el domicilio y despacho profesional de Rato, Anticorrupción comenzó a mover fichas para asumir la causa, al entender que está relacionada con otros procedimientos en los que está imputado Rato, principalmente, con el «caso Bankia», donde se investigan posibles irregularidades de la fusión de Caja Madrid y la salida a Bolsa de la nueva entidad . En este procedimiento, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu atribuye a Rato los delitos de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida.

Ahora tendrá que ser la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, la que decida si acepta la petición de Anticorrupción de hacerse cargo del nuevo procedimiento judicial contra Rato. La decisión la adoptará, previsiblemente, el próximo lunes.

La denuncia la tramitó en un primer momento el Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid, que era el que se encontraba de guardia cuando la Fiscalía de Madrid presentó la denuncia y ordenó de inmediato la práctica de las diligencias solicitadas por el Ministerio Público. Sin embargo, y tal como es preceptivo, la causa entró en «reparto», motivo por el que, desde ayer, será el Juzgado número 31 el que se haga cargo de la instrucción del procedimiento. Sólo falta por dilucidar ahora si será la Fiscalía de Madrid o Anticorrupción la que tome un protagonismo esencial. Esto se conocerá el lunes.