Actualidad

La renuncia al fútbol y la guerra de precios esquilman los ingresos de Vodafone un 10,3%

La operadora logra contener la fuga de clientes y gana 66.000 en su segundo trimestre fiscal

La operadora logra contener la fuga de clientes y gana 66.000 en su segundo trimestre fiscal.

Publicidad

Vodanofe España sino acusando su renuncia a emitir fútbol aunque comienza a ver algo de luz al final del túnel. La filial del grupo británico cerró su primer semestre fiscal, cerrado en septiembre, con unos ingresos de 2.161 millones de euros, lo que supone un descenso del 10,3%, similar al ya registrado en el primer trimestre, según los resultados que ha hecho públicos hoy. El resultado bruto de explotación (ebitda) ajustado de la compañía cayó el 13%, hasta 460 millones de euros, al tiempo que los ingresos por servicios disminuyeron entre abril y septiembre un 9,1% .Su margen de ebitda en el primer semestre del año fiscal decreció 0,2 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior, hasta el 21,3%.

La operadora ha achacado estos descensos al "reposicionamiento comercial"del negocio acometido en el último año, a su renuncia a los derechos para emitir fútbol en España por su falta de rentabilidad y "a cambios en la demanda del mercado"hacia segmentos de menos gasto, un fenómeno que ha desatado una guerra de precios que ha impactado en los márgenes de todas las grandes.

A pesar de que sus grandes números siguen sin ser buenos, la operadora asegura que ha empezado a notar un cambio de tendencia, sobre todo en lo que a fuga de clientes se refiere. Vodafone España aumentó en 66.000 su número total, para cerrar septiembre con 13.575.000. La cartera de clientes móviles de contrato creció en 7.000 en el mismo periodo, mientras que los de fibra lo hicieron en 26.000, hasta alcanzar los 2,88 millones, 120.000 más que hace un año. En banda ancha fija perdió 5.000 y se situó en 3.163.000. En cuanto Vodafone TV, su número de clientes se incrementó en 20.000 este trimestre para concluir septiembre con 1.307.000, lo que supone un incremento de 45.000 respecto al mismo periodo del año anterior a pesar de su renuncia a emitir el fútbol.

La compañía confía en que su nueva estructura de precios (que incluye tarifas ilimitadas de datos para clientes móviles y convergentes, a los que ya se han unido 1,2 millones de usuarios) atraiga a cada vez más consumidores.

Publicidad