MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
03:11
Actualizado
  • 1

Los bancos elevarán los tipos de interés para absorber el impuesto de las hipotecas

El sector descarta recuperar la comisión de apertura y no penalizará a los clientes más fieles.

  • La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, mantuvieron ayer un intenso diálogo
    La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, mantuvieron ayer un intenso diálogo
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de noviembre de 2018. 15:36h

Comentada
Jesús Martín Madrid. 8/11/2018

La decisión del Gobierno de que la banca absorba el impacto del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD) a partir de mañana en lugar de los ciudadanos proyecta a futuro una reacción del sector financiero para su repercusión. En el mercado bursátil la incertidumbre de las últimas tres semanas le has costado al sector financiero casi 2.000 millones de euros y eso a pesar de la recuperación del miércoles pasado. Nadie duda de que el cambio de sujeto pasivo del impuesto tendrá repercusiones en el mercado hipotecario, aunque, por la cuantía del mismo, entre el 0,5% y el 1,5% del importe del préstamo, serán prácticamente inapreciables para el bolsillo de los prestatarios.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, advirtió ayer de que «existe una prohibición clara de cláusulas o comportamientos abusivos», en lo que el sector ha interpretado como una advertencia fuera de lugar, más aún cuando ni siquiera se conoce el texto del Real Decreto Ley. Cuando se subió el IVA cultural, recuerdan, el precio de las entradas de cine subió inmediatamente.

Las fuentes financieras consultadas por La RAZÓN dan por descontado que el impacto del IAJD será trasladado a los préstamos para la compra de una vivienda más temprano que tarde, porque es un coste más. ¿Cómo lo va a hacer el sistema financiero? Tiene un amplio abanico de posibilidades, máxime si lo que tiene que repercutir en el cliente es un coste de 1.200 euros de media durante la vida útil de un préstamo hipotecario que, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, en el mes de agosto, era de 24 años, para una hipoteca de 122.424 euros.

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander, destacó recientemente que si los bancos acababan pagando el IAJD lo que era seguro es los costes del negocio hipotecario habrán aumentado». BBVA se pronunció en la misma línea de recalcular las condiciones de sus préstamos en función de cómo varíen sus costes.

Las posibilidades que barajan las entidades son: absorberlo en el caso de los clientes más vinculados. Esta fórmula podía ser utilizada en muchos casos, sobre todo en un mercado con tan altísima competencia como el español. La segunda fórmula sería reeditar la desaparecida comisión de apertura, que estaba en torno al 1% del importe del crédito. Sería lo más sencillo para las entidades financieras, pero también la más visible para los clientes. «Se notaría mucho», destacó una fuente a este diario. Las comisiones irritan a los clientes y, además, están en el punto de mira de los tribunales por considerarlas prácticas abusivas. No parece que vaya a ser la elegida.

La fórmula más natural y la más complicada para vincular la relación causa-efecto es utilizar lo que en el argot financiero se denomina «curva de tipos». Todas las entidades tienen un tipo de interés para el primer año del préstamo y otro para el resto del periodo de amortización. Está referenciado el euribor más un diferencial que hoy, según entidades, oscila entre el 1 y el 1,3%. Bastaría con elevar unas décimas este último para cubrir el coste adicional del nuevo impuesto.

Lo que más preocupa a la banca es el coste reputacional que puede producir la decisión del Gobierno, que ha vuelto a señalar a la banca como «culpable» de un tributo que no ha pagado nunca, porque legalmente no se le exigía. Ayer, los valores bancarios volvieron al limbo de las dudas. Tres subieron, con un máximo del 0,65% para Bankia) y tres bajaron, con Caixabank encabezando las pérdidas.

En el sector preocupa que la rentabilidad no llegue a cubrir el coste del capital (la remuneración a los accionistas), que hoy se sitúa en el 8% y el 10%, respectivamente. Tres millones de españoles son accionistas (además de depositantes y clientes) de los ocho bancos cotizados.

Últimas noticias