Los funcionarios sólo cobrarán más cuando se apruebe el Presupuesto

El Gobierno descarta dictar un decreto ley para que el alza salarial se aplique antes

El Gobierno descarta dictar un decreto ley para que el alza salarial se aplique antes

Los funcionarios tendrán que esperar hasta mediados del próximo año –cuando está previsto que entren en vigor los Presupuestos Generales del Estado de 2017– para ver incrementado su salario. De esta manera, el Ministero de Hacienda descarta la idea de elaborar un decreto ley que contemple un aumento en el salario de los trabajadores del sector público desde el mes de enero, tal y como anunció ayer el secretario del Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal.

En esta línea, al término del acto de toma de posesión de su cargo en la sede del departamento dirigido por Cristóbal Montoro, Nadal subrayó que el alza salarial de los funcionarios se aplicará con carácter retroactivo. Es decir, que los empleados públicos percibirán una cuantía similar a la que hubiesen recibido si su incremento salarial se hubiese aplicado a el 1 de enero de 2017. Asimismo, el secretario de Estado de Presupuestos y Gastos incidió en que, al funcionar con un Gobierno en minoría, hay determinados flecos de los Presupuestos que aún hay que consultar con el resto de grupos que conforman el Parlamento.

Alberto Nadal recordó que el Gobierno está centrado en este momento en cerrar el presente ejercicio con un déficit del 4,6%, cumpliendo así con el objetivo pactado con Bruselas. A este respecto, Nadal se mostró confiado, y aseguró que, si las cuentas de los dos últimos meses de este año han sido buenas, el déficit podría terminar en un 4,5%. Esta afirmación fue refrendada por el titular de la cartera de Hacienda. Cristóbal Montoro destacó que esta legislatura estará marcada por el cumplimiento de la consolidación presupuestaria y la reforma de las Administraciones Públicas, para lo que pidió «mucho diálogo».

De cara al próximo año, Nadal se remitió a los compromisos con Europa, que le pide a España terminar el año con un déficit del 3,1%. Para ello, el secretario de Estado recordó que el Ejecutivo tendrá que hacer un ajuste de 16.500 millones de euros, recorte que tiene su reflejo en las últimas medidas tributarias que se han adoptado.

El dilema de las pensiones

Pese a tener claro todo lo relacionado con el sueldo de los trabajadores públicos, el Gobierno tiene aún otros frentes abiertos. En el caso de las pensiones, Hacienda no descarta la aprobar un decreto ley para revalorizar las pensiones un 0,25% el año que viene –el mínimo exigido por ley– , o si, por el contrario, no es necesario porque la propia ley que regula estas prestaciones establece este incremento mínimo de manera automática. La formula que aplica el Ejecutivo para la revalorización de las pensiones contempla un alza del 0,25% anual y una subida máxima del Índice de Precios al Consumo (IPC) del 0,5%.

Este tema es uno de los que mantienen en pie de guerra al Gobierno y a los sindicatos en este momento, ya que estos últimos piden un incremento de las pensiones del 1,2% y que se vuelva a establecer la cláusula de garantía que permite compensar a los pensionistas si el IPC de 2017 supera el 1,2% en media anual.