El día que Mas no salió en la foto doce años después

De izq a dcha) Los candidatos en las elecciones catalanas, Xavier García Albiol (PPC), Raül Romeva (Junts pel Sí), Ramón Espadaler (Uniò), Lluis Rabell (Sí que es Pot), Antonio Baños (CUP), Inés Arrimadas (Ciutadans) y Miquel Iceta (PSC)
De izq a dcha) Los candidatos en las elecciones catalanas, Xavier García Albiol (PPC), Raül Romeva (Junts pel Sí), Ramón Espadaler (Uniò), Lluis Rabell (Sí que es Pot), Antonio Baños (CUP), Inés Arrimadas (Ciutadans) y Miquel Iceta (PSC)

Tras una rueda de prensa a medidados de julio, cuando las olas de calor se sucedían en España a pa par que la negociación para cerrar una lista unitaria entre los partidos soberanistas –CDC, ERC y la CUP– se calentaba, Alicia Sánchez-Camacho, por aquel entonces eventual candidata del PP catalán, se dejó caer cansada sobre una silla. En una sala ya sin micrófonos ni cámaras, jugó a especular con los dos o tres periodistas que quedaban sobre las próximas elecciones catalanas. «Si Artur Mas cumple su palabra de convocar elecciones en septiembre y convence a Oriol Junqueras de concurrir juntos, en la foto electoral sólo saldremos él y yo», reflexionaba en voz alta. «¡Y no han pasado ni tres años de las últimas elecciones!», apuntaba. Mas se salió con la suya, convenció a ERC para construir su famosa lista unitaria y el 3 de agosto convocó, como tenía previsto, elecciones para el 27-S. Pero ayer ni Mas ni Sánchez-Camacho estaban en las habituales sesiones fotográficas que los medios de comunicación hacen a los candidatos la víspera de las elecciones. Por primera vez en cinco años, Mas no sale, aunque aspira a la presidencia. El PP hizo un cambio de cabeza de cartel para frenar a Ciudadanos. Sánchez-Camacho no concurre en la lista popular. Pero Mas no solo no va de número cuatro , sino que si la lista, que encabeza Raül Romeva, logra la mayoría suficiente, será investido presidente. Ese es el acuerdo al que llegó con ERC y las entidades soberanistas, del que se bajó la CUP, precisamente porque no quiere hacer a Mas president. Mas tendrá complicado revalidar la presidencia si necesita los votos de la CUP. Por eso el la recta final de campaña pidió el voto útil para Junts pel Sí.