Otegi quiere ir a negociar la investidura con el PSOE

Avanza las peticiones que llevarán a la mesa negociadora con el equipo de Sánchez: que el País Vasco vote la autodeterminación y cambios en la política penitenciaria

Era previsible que EH Bildu celebrase como una gran victoria el hecho de que Pedro Sánchez, candidato a la Presidencia del Gobierno por encargo del Rey, les incluyese dentro de su ronda de reuniones de cara a la próxima sesión de investidura. Y así ha sido. El líder abertzale Arnaldo Otegi destacó ayer el «valor simbólico importante» de la cita. Auguró que esta cumbre entre los socialistas y su formación «se va a convertir en una gran noticia». Puso el acento en que una reunión entre dos partidos es lo «normal» y aplaudió que pueda suponer el principio de su homologación al resto de partidos democráticos: «No tenía ni pies ni cabeza que se tratara de evitar el diálogo con una formación política que tiene grupo parlamentario en el Congreso y que es la segunda fuerza. Espero que éste sea el inicio de un camino a recorrer».

Al margen del hecho en sí de la reunión, Otegi dejó entrever cuáles será las exigencias que planteará Bildu e la mesa negociadora al equipo de Pedro Sánchez. «Nosotros, como santo y seña de abono cultural y político en nuestra formación, queremos dialogar y acordar, y esperemos que esto sea fructífero para las distintas naciones del Estado, para nuestra nación y que esto nos permita construir sociedades más justas, más libres y más iguales, tanto en el Estado español como en Euskal Herria y en Cataluña», aseguró Otegi. Uno de los elementos fundamentales que trasladarán a su interlocutor serán la necesidad de que el País Vasco y Cataluña puedan votar para decidir: «Hay que revertir los recortes sociales y en derechos que se han producido en los últimos años y resolver el problema político catalán y vasco, de las naciones del Estado, teniendo en cuenta que, al final, los vascos y catalanes voten para decidir democráticamente su futuro». La otra demanda de los abertzales pivotará en torno a las prisiones: «Nuestra agenda todo el mundo la conoce. Nosotros consideramos que en el espacio de la paz y la convivencia hay que plantear una política penitenciaria que construya la paz y la convivencia, que se ajuste a la legalidad».

Preguntado al respecto, Otegi no despejó las dudas en torno a si él mismo en persona encabezará la delegación de Bildu. Y es que aunque desconocen todavía la fecha del encuentro, según Otegi, éste podría producirse a principios de la próxima semana. El lunes se reunirá la Mesa Política de la coalición soberanista para fijar los integrantes de la delegación que acudan a la reunión y la agenda que pondrán sobre la mesa. Un equipo negociador que, en palabras del dirigente, irá con «espíritu constructivo, como siempre», ya que, «desde nuestro punto de vista, es importante hablar, dialogar y acordar.

Los problemas políticos en Cataluña y en Euskal Herria se resuelven acordando, hablado y negociando». La reunión tendrá lugar en el marco de la ronda entre el PSOE y el resto de partidos. En el escenario actual, la abstención de los cinco diputados de Bildu podría ser necesaria para que Sánchez sacara adelante su investidura en segunda vuelta, especialmente si Coalición Canaria se mantiene el «no» al candidato socialista.