Junqueras, Sánchez, Forn y Mas no declararán en el juicio a Trapero

La abogada del mayor de los Mossos, que los había propuesto, comunica al tribunal que renuncia a que testifiquen

La dimensión política del juicio a la ex cúpula de los Mossos d´Esquadra por su papel en el proceso soberanista se esfumó ayer de súbito con la renuncia de la defensa del mayor de la Policía catalana a que declaren como testigos tres de los líderes independentistas condenados por sedición por el Tribunal Supremo. El ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, el que fuera conseller de Interior Joaquim Forn y el ex presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sánchez no testificarán finalmente en la vista oral tras la decisión de la defensa de Trapero, que ejerce Olga Tubau, a esos testimonios. La letrada también ha comunicado al tribunal que no considera necesario que declare como testigo el ex presidente de la Generalitat Artur Mas.

Dado que tanto los tres condenados por sedición por el Supremo como Mas solo habían sido propuestos por la defensa de Trapero, la renuncia a sus comparecencias supone que ninguno declarará finalmente en la vista oral. Sí lo tendrá que hacer, sin embargo, otro de los testigos a los que ha renunciado, el ex conseller de Interior Jordi Jané, que abandonó el Ejecutivo de Carles Puigdemont en la recta final del desafío soberanista y fue sustituido, precisamente, por Forn. Y es que la declaración de Jané sí ha sido solicitada por la defensa de otro de los acusados, el ex «número dos» de la Conselleria de Interior, César Puig, para quien la Fiscalía pide idéntica pena que para Trapero y el que fuera director de los Mossos Pere Soler: once años de cárcel por rebelión. Para la otra acusada, la intendente Teresa Laplana, el Ministerio Público pide una condena de cuatro años de prisión por sedición.