El asesino de Tomás Caballero (UPN) se autolesiona y se pone en huelga de hambre

Francisco Ruiz forma parte de los presos que ETA ha expulsado de su organización

patxi
Francisco Ruiz. Foto ATA FOTO: jmz ata

Francisco Ruiz Romero, que perteneció al “comando Ekaitz” de ETA y fue condenado por el asesinato del dirigente navarro de UPN Tomás Caballero, se ha autolesionado en la cárcel de Murcia II y ha iniciado una huelga de hambre. Este individuo fue expulsado de la banda terrorista.

Según informa ATA (Aministía eta Askatasuna), el movimiento disidente de ETA, el recluso, tras sufrir supuestas amenazas, se hizo días pasados unos cortes en uno de sus brazos e inició una hulega de hambre y sed.

En solidaridad con él, otros reclusos, también disidentes de la línea oficial que marca Sortu y Arnaldo Otegui, han realizado una serie de acciones de protesta en las cárceles de Sevilla II, en Puerto III y Córdoba

ETA expulsó a Ruiz por sus críticas a la estrategia de la izquierda abertzale, a cuyos dirigentes tachó de “liquidacionistas”., entre ellos a Otegui. En una carta, denunciaba que se estaba “imponiendo” a los presos su “adhesión forzosa” a determinadas decisiones adoptadas a través de “un debate interno injusto y fraudulento en sus foros y contenidos”.

La Audiencia Nacional condenó a 30 años de cárcel a cada uno de los tres integrantes del “comando Ekaitza” de ETA, Francisco Javier Ruiz, Alberto Viedma y Miguel Javier Ayensa, como autores del asesinato a tiros del concejal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona Tomás Caballero, en mayo de 1998.

Tras planear la acción, el 6 de mayo, Francisco Javier Ruiz Romero, provisto de una pistola FN Browning, se situó en la calle de Multiva Baja, mientras que su compañero Alberto Viedma, con otra pistola y una moto, se apostó en las proximidades "para asegurar el éxito de la acción" y Miguel Javier Ayensa se quedó esperándoles para recoger las armas.

Sobre las nueve y media de la mañana, Caballero salió del edificio con una vecina y ambos subieron al coche del edil, que se encontraba aparcado en una explanada próxima al inmueble. En ese momento, Ruiz Romero se acercó a la ventanilla del conductor, lugar que ocupó Caballero, y disparó dos veces contra él, en la cabeza causándole la muerte.