Casado presenta a los líderes del PPE su plan de reformas ante la crisis del coronavirus

En un encuentro por videoconferencia ha defendido que la ayuda europea debe destinarse a los más afectados por la Covid y a inversiones que generen un crecimiento sostenido

Pablo Casado ha presentado ante los comisarios, jefes de gobierno y líderes de la oposición del PP europeo su programa de reactivación económica y social ante la crisis del Covid, para recuperar el empleo, impulsar la competitividad y la flexibilidad y proteger a los más afectados por la crisis.

Un plan de choque que ya adelantó en el Congreso y para el que ha tendido la mano al presidente del Gobierno Pedro Sánchez en reiteradas ocasiones. Hoy volvió a insistir en ello durante la sesión de control al Ejecutivo e insistió en el “plan Cajal”. El plan de choque que propone incluye la reducción de costes fiscales, laborales y burocráticos, extensión de ERTE y programas de liquidez empresarial hasta fin de año, tarifa plana para autónomos y acciones específicas para los sectores más afectados como la industria, el turismo, el comercio y el sector exportador.

El presidente del PP ha defendido que la ayuda europea debe destinarse a los más afectados por la Covid y a inversiones que generen un crecimiento sostenido. Además, apuesta por mantener las reformas estructurales, la estabilidad y la responsabilidad para no endeudar a las futuras generaciones.

Como siempre que interviene ante líderes europeos, reivindicó los intereses nacionales tras explicar la difícil situación de España por la crisis, y agradeció la generosidad de sus colegas europeos en especial a la presidenta de la Comisión Europea, y defendió el reformismo y la confianza que siempre ha caracterizado al PPE frente al populismo y los radicales.

El secretario general del PPE, Antonio López Isturiz también participó en la videoconferencia.