La fragmentación de la izquierda

Pablo Iglesias viaja A Coruña para apoyar a Antón Gómez-Reino
El secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno Pablo Iglesias, Pablo Iglesias (1d); el secretario general de Podemos Galicia y candidato de Galicia en Común-Anova a la presidencia de la Xunta de Galicia, Antón Gómez-Reino (2d), y los candidatos por A Coruña al Parlamento gallego Luca Chao (3i), Martinho Noriega (1i) e Inés Cebreiro (2i)M. Dylan Europa Press

El conjunto de la izquierda gallega viene languideciendo desde 2005, año en el que las circunstancias, tanto gallegas, como del conjunto nacional propiciaron un retroceso histórico del PP y un avance de las izquierdas. En ese año de 2005 una coalición de PSOE y BNG desalojan de la Xunta al PP. La suma PSOE+BNG logra el 52,5% del voto autonómico. Cuatro años después, el PP se rearma con un nuevo candidato para hacer frente al gobierno de izquierdas de la Xunta. Feijóo envía a la oposición a la izquierda. Será el inicio de una nueva era que mantendrá en el poder, y con mayoría absoluta, a los populares gallegos a lo largo de tres legislaturas continuadas, de 2009 a 2016. Y todo indica que las elecciones del 12 de julio prorrogarán esta situación cuatro años más. Desde las elecciones autonómicas de 2009 la izquierda empezó a caer: 47,0% en 2009, 44,6% en 2012, 45,3% en 2016 y una expectativa del 44,2% para el 12-J. Pero además, desde 2012 fraccionada en 3 marcas que facilitó las mayorías absolutas del PP. En 2012 se incorpora AGE a la competición por los escaños con PSOE y BNG. En 2016 será En Marea y ante el 12-J, Galicia en Común-Anova. Por lo que si unimos la división de las izquierdas y que cada legislatura aglutinan menos votos, es fácil concluir que cada vez se alejan más de una mayoría absoluta.