Sánchez afea a Casado su “bloqueo inaceptable” y ser “constitucionalista de quita y pon”

El presidente del Gobierno pide en el Senado pasar página de los “Presupuestos dañinos” de Montoro y aprobar unas nuevas cuentas para “absorber” los fondos europeos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido esta tarde en el Senado para informar sobre las líneas generales de la actuación del Gobierno. Una comparecencia que se ha visto postergada por la pandemia de la Covid-19 y que el jefe del Ejecutivo ha aprovechado para hacer un nuevo llamamiento al principal partido de la oposición para que se avenga a negociar con Moncloa en dos de los asuntos a los que el Gabinete otorga ahora máxima prioridad: la negociación y aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y la renovación de órganos constitucionales como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Defensor del Pueblo o la dirección de la corporación de RTVE, entre otros.

En este sentido, Sánchez ha emplazado al Partido Popular a “acabar” con su “bloqueo inaceptable” a estos órganos constitucionales, un “bloqueo que no es al Gobierno, es al país”, ha sentenciado. El presidente ha pedido que este bloqueo no ponga en riesgo la estabilidad ni sea un motivo más de división. “Este comportamiento no es leal, no es democrático y debilita las instituciones”, ha criticado. En este punto, Sánchez ha elevado el tono considerablemente, acusando a los populares de ser “constitucionalistas a tiempo parcial, constitucionalistas de quita y pon o a beneficio de inventario” porque solo cumplen la Constitución cuando les interesa. “No se puede permitir tener dos años en funciones al Consejo General del Poder Judicial”, ha defendido.

Este emplazamiento se produce solo un día después de que el presidente desvelara que el pacto para esta renovación estaba cerrado al “99%” con Pablo Casado, pero que los populares se echaron atrás cuando su ex portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, desveló el acercamiento. Los socialistas no renuncian a poder llegar a un acuerdo en el futuro, aunque desde el PP se vete la presencia de Podemos en el Gobierno, y aseguran que estos posicionamientos son “excusas”.

No es el único guante que Sánchez ha lanzado al principal partido de la oposición, a quien quiere hacer también partícipe de la aprobación de las próximas cuentas. Unos Presupuestos Generales del Estado que permitirán acometer la recuperación, tras el zarpazo de la pandemia, porque servirán para vehicular la inyección de recursos de Bruselas. “Este fondo europeo no se puede abordar sin unos Presupuestos inmediatos, éstos deben ser el tronco que permita canalizar los recursos”, ha dicho el presidente.

Sánchez ha recordado que España lleva desde 2018 con las cuentas de Cristóbal Montoro, unos Presupuestos que ha calificado de “dañinos”, porque “no están diseñados para la situación actual”. El jefe del Ejecutivo ha asegurado que los que su Gobierno impulsará serán unos “presupuestos progresistas, pero de país y para todo el país” y que buscará pactarlos “con el mayor número de partidos”. Sánchez ha pedido “trascender la dialéctica clásica” de la ideología y los intereses partidistas para buscar el interés común. “Hagamos unos presupuestos que no vayan en contra de los valores de nadie”, ha señalado, poniendo como ejemplo el pacto en el Consejo Europeo. “¿Lo que ha sido posible en Europa no puede ser posible en España?”, se ha preguntado el jefe del Ejecutivo calificándolo de “logro incalculable”.