El fiscal Navajas acusa a Consuelo Madrigal de tratar de “influirle” en el caso de las querellas contra el Gobierno

El teniente fiscal del Supremo denuncia presiones de sus compañeros conservadores “contaminados”. Anuncia que las 40 denuncias pendientes contra el Ejecutivo también serán rechazadas

El pasado 14 de septiembre, el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas Ramos, remitía al Alto Tribunal un informe sobre las veinte querellas interpuestas contra los miembros del Gobierno por la gestión de la crisis derivada de la pandemia por COVID-19, en el que pedía la inadmisión de todas y cada una de ellas. Muchas fueron las críticas que se elevaron contra Navajas, al que acusaron de seguir las directrices de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado. Hoy, ha querido defenderse: “La Fiscalía del Estado no ha intervenido para nada, ni por activa ni por pasiva”.

En una entrevista en “Más de Uno”, con Carlos Alsina, Navajas ha asegurado que “no convocó la junta de fiscales de Sala para no tener que excluir a compañeros que son esclavos de su ideología, en este caso”. Y ha acusado a estos compañeros de ir a su despacho a “aconsejarle e influirle” de cómo tenía que actuar en este caso. Lejos de quedarse ahí, ha señalado directamente a la ex fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, de estar “contaminada”. Y para reforzar su argumentación, ha recordado que tiempo después, Madrigal publicó una “soflama contra el Gobierno”. El otro fiscal aludido es Fidel Cadena, que junto a Madrigal formó parte del equipo de fiscales en el juico del “procés”.

Ataques a los compañeros

Sin contemplaciones, Navajas ha arremetido contra la que fuera fiscal general del Estado y, tras reconocer que todos los fiscales tienen ideología, ha atacado a los fiscales conservadores, con un claro objetivo: “Consuelo Madrigal ya estaba contaminada. Ese escrito crítico con el gobierno es de tanta influencia que los querellantes lo han unido a sus querellas, El otro compañero, un fiscal extraordinario pero contaminado, me intentó aconsejar y dirigirme contra los querellados”. En definitiva, ha dicho tajante: “Yo con esa tropa no podía debatir”.

“No quiero dejar enemigos, pero cuando me lanzan pullas digo, hasta aquí hemos llegado”, asevera Navajas, quien no duda en arremeter contra sus compañeros y devolver “las pullas”: “Creo que desde la Asociación de Fiscales están desafortunados. Y algunos fiscales del Supremo van por la misma línea”. En en este sentido, el teniente fiscal del Supremo ha querido retroceder en el tiempo y recordar que “en los años en los que el Gobierno fue conservador, yo vi querellas contra el señor Rajoy, la señora Saenz de Santamaría, el señor Casado… nadie me dijo que me había equivocado cuando los defendía”.

Navajas responde así a las críticas que hablan de “un informe mal elaborado e impreciso” y asegura que el Supremo pondrá a cada uno en su sitio. Asegura que no es el más tonto de la clase y que se trata de un trabajo reflexivo y muy meditado en el que Dolores Delgado “no ha intervenido para nada, ni por activa ni por pasiva”. No pretende que la opinión pública le crea por un acto de fe, pero reitera que “no ha habido reuniones privadas con la fiscal general del Estado” y que desde el principio Delgado le dijo: “Tú eres el responsable”, ya que hay causas en las que ella no puede intervenir.

Otras 40 denuncias, también rechazadas

“Mi informe no respalda las actuaciones del Gobierno ni olvidar a las víctimas”, señala Navajas, antes de tirar de hemeroteca y asegurar que su porcentaje de exito es del 100%. “El Supremo siempre me ha respaldado”, asegura el teniente fiscal del Supremo, y aunque sigue teniendo claro que “los querellantes no llevan razón, las víctimas deben ser redimidas moral y económicamente, pero no por vía penal”. Asimismo, ha asegurado que las 40 denuncias contra el Ejecutivo por la gestión del coronavirus, seguirán el mismo camino que las querellas, y así se verá en las próximas semanas. No obstante, ha insinuado que viendo de dónde procedían estas querellas, el resultado parecía más que evidente.

En el “caso Dina”, Navajas ha asegurado que lo primero que hubiese hecho sería apartar al fiscal anticorrupción Stampa y mandarle a su lugar de destino, Canarias. “Administrativamente este señor está en comisión de servicio. Si eso era posible, habría que haber removido esa comisión de servicio y mandar al fiscal a su lugar de servicio”. También ha apuntado que hay fiscalías muy sensibles, en la que los fiscales manejan información sensible, por lo que hay que poner especial cuidado.

Sobre el Rey Emérito, aplaude al fiscal que lleva este caso. El fiscal Campos, del que asegura ser un “muerto" para las filtraciones. “La conducta (del emérito) parece reprobable. Vamos a ver en qué acaba todo. Ha hecho daño al Estado, un daño a la Institución y nos ha decepcionado a todos los que creíamos ver en él una figura intocable". Y es que, a su juicio, la figura de Don Juan Carlos, para los que tienen una edad como él, estaba en las alturas, en los altares. Las informaciones que están saliendo son “escandalosas”, pero se confiesa monárquico, más alla de la “conducta reprobable” del Rey Emérito.