Comunistas y nazis (V)

En España no es conocida como debiera por su significación la Resolución del Parlamento europeo del 19 de septiembre de 2019 sobre «La importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa», pese a que en su parte dispositiva encarga al presidente del Parlamento que la misma sea enviada al Consejo Europeo, la Comisión, los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros de la Unión, entre los que está España, obviamente.

Es incomprensible que lo aprobado por el Parlamento europeo no sea tenido para nada en cuenta ante el interés político del Gobierno por la Memoria de nuestra Historia, para un período además coincidente con el que ha sido objeto de la Resolución que comentamos.

En uno de los puntos, recuerda que «los regímenes nazi y comunista cometieron asesinatos en masa, genocidios y deportaciones, y fueron los causantes de una pérdida de vidas humanas y de libertad en el siglo XX a una escala nunca vista en la historia de la Humanidad». Asimismo «condena las violaciones masivas de los derechos humanos perpetrados por estos regímenes totalitarios».

También pide que se rememore el 23 de agosto –porque en ese día de 1939 Hitler y Stalin pactaron el reparto de Polonia y otros países– como «Día Europeo Conmemorativo de las Víctimas» de estos regímenes totalitarios, y que sensibilicen a la nueva generación incluyendo la historia de lo sucedido «en los planes de estudio de todas las escuelas».