Las medidas de cuarentena de los que llegan a España en patera no se cumplen

EL SPP denuncia que que pone en riesgo la salud de los agentes de las Fuerzas de Seguridad

"Denunciamos que se incumple la necesaria cuarentena a la que obliga la Orden SND/403/2020, de 11 mayo, sobre las condiciones a las que deben someterse las personas procedentes de otros países a su llegada a España, durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, en la que claramente se expresa que “las personas procedentes del extranjero deberán guardar cuarentena los 14 días siguientes a su llegada”.

El Sindicato Profesional de Policía (SPP), mayoritario en las escalas de mando en el cuerpo, subraya la falta de coordinación de las distintas administraciones en las actuaciones con motivo de la llegada de pateras a las costas españolas poniendo en grave peligro la salud de los policías nacionales.

Además, expone que hay graves carencias en cuanto a las medidas de prevención de la salud, con un incremento exponencial en el riesgo de contagio y de expansión de la pandemia entre los policías nacionales, unos episodios que estos días han tenido lugar en Murcia, Islas Baleares o Andalucía.

. “Se trata de un problema de colaboración institucional que perjudica a todas las partes, llegando ese perjuicio en última instancia a los ciudadanos. En el Sindicato consideran que la problemática planteada excede el ámbito competencial de la Dirección General de la Policía que no dispone de suficientes medios ni protocolos adecuados para afrontar este problema. Compete a las CCAA que están incurriendo en una clara dejación de funciones a la hora del traslado a centros adecuados de los inmigrantes no positivos que han estado en contacto estrecho con otros contagiados por coronavirus”, agrega.

El SPP señala que la solución debe ser adoptada desde la estricta colaboración de todas las instituciones implicadas, ya sean de ámbito nacional o autonómico sin que se “pasen la pelota” de una a otra, dejando sin resolver un problema tan grave que acaba poniendo siempre en riesgo a los mismos, a los policías, “a quienes, por cierto, el propio vicepresidente del gobierno considera “no fundamentales para seguir combatiendo la pandemia” y del cual piden una vez más su cese por considerar sus palabras indignas de uno de los máximos representantes en este momento del Estado”.