Vox registra en el Senado su propuesta para impulsar un Estatuto de los funcionarios de prisiones

Apuesta por la mejora de sus condiciones retributivas, aumento de la plantilla o seguridad jurídica con respecto a la realidad actual

Vox ha presentado en el Senado una propuesta para impulsar una Proposición de Ley del Estatuto de los funcionarios de prisiones que mejore las condiciones retributivas, así como un aumento de la plantilla y de la formación para que “cumplan con eficacia su labor”. Con ello, pretenden que se dote de una seguridad jurídica y adecuación de la norma a la realidad que viven hoy en día los funcionarios de prisiones, atendiendo a razones objetivas e históricamente contrastadas. Apuestan porque se les dé “carácter de agentes de autoridad y protección penal” situándoles así al mismo nivel que las fuerzas de seguridad.

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, acompañado por el senador Jacobo González-Robatto, la portavoz en el Congreso, Macarena Olona, y varios funcionarios de prisiones de la asociación “Tu abandono me puede matar”, comparecieron en la Cámara Alta donde indicaron que la proposición es un “acto de justicia” tras conocer la “grave situación” tienen que trabajar a diario. “Hemos podido saber del abandono que durante décadas han sufrido, el abandono del Ministerio de Interior”, y subrayó que, además, “han cumplido con su labor durante la pandemia”.

Ortega Smith ha pedido al resto de parlamentarios que unan sus fuerzas y apoyen la iniciativa y destacó que “no hemos venido a que el éxito sea de Vox sino a que sea de los funcionarios”.

Por su parte, el senador González-Robatto ha reconocido la labor de “los que están en primera línea, que se enfrentan a lo peor que hay, que está en la cárcel”. El coordinador general de la asociación de trabajadores de instituciones penitenciarias “Tu Abandono Me Puede Matar”, Manuel Galisteo, insistió en la necesidad de poner en marcha una norma. “Somos policías porque intervenimos en peleas, somos psicólogos, somos bomberos sin formación que apagamos fuegos en celdas o módulos, somos médicos ante cualquier situación de emergencia. Somos todo lo que a ustedes se les puede pasar por la cabeza”, explicó Calisteo.