Iglesias, en manos de Delgado, Navajas y el Supremo

El vicepresidente segundo y líder de Podemos tendría que declarar en el Supremo si se considerara que los indicios son suficientes para actuar contra él

¿Cual es el primer paso tras la decisión de Garcia Castellon?

La exposición razonada llegará a la Sala de admisión de la Sala Penal del Tribunal Supremo. Una vez se reciba se dará traslado a la Fiscalia del Tribunal Supremo para que se pronuncie sobre si procede a admisión a tramite o no de la exposición razonada.

¿Hay algún plazo para que informe la Fiscalía?

No, no hay un plazo tasado.

¿Que fiscal hará el informe?

En principio podría hacerlo cualquier fiscal de la sala penal; pero hasta ahora todos los dictámenes referentes a aforados los ha suscrito el teniente fiscal del Tribunal Supremo, el polémico Luis Navajas.

¿Si la Fiscalía informa en contra se rechazaría la exposición razonada?

En ningún caso. El dictamen de la Fiscalía es preceptivo, pero no vinculante; por lo que la Sala Penal puede adoptar una posición contraria.

¿Qué pasó sería el siguiente si se admitiera a tramite?

La Sala nombraría a un instructor, que sería el encargado de practicar las diligencias que considere oportunas. Al finalizar las mismas, tendría que decidir si los indicios son suficientes para actuar contra Iglesias o, por el contrario, archivar el procedimiento. En esta fase puede proponer a Iglesias que declare voluntariamente.

¿Qué pasó habría que dar si estima que hay indicios para investigarlo?

Tendría que solicitar al Congreso la concesión del imprescindible suplicatorio. Si se concede, ya podría citarle a declarar y Pablo Iglesias tendría que acudir a declarar ante el Supremo.