Los socios afean a Sánchez “el exceso de cálculo" partidista en plena pandemia en Madrid

Piden al Gobierno y a la Comunidad que “ejerzan sus responsabilidades” y “pongan fin al combate político” ante la segunda oleada del coronavirus

El bloque de izquierda ha vuelto a dar un aviso al Gobierno coalición. Otro más que evidencia la distancia que cada vez más les separa de la foto de la investidura en enero. Esta vez, con el objetivo de que el Ejecutivo ponga fin al “combate político” vivido en plena pandemia del coronavirus.

Desde Más País hasta el PNV han ido desgranando en sus intervenciones su malestar por los últimos días vividos a causa de la situación sanitaria en Madrid. Han pedido al Gobierno y a la Comunidad de Madrid que cada uno “ejerza sus responsabilidades” y se alejen de los “cálculos partidistas”. Incluso, han censurado la decisión del Gobierno de imponer el estado de alarma en la Comunidad de Madrid.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha denunciado que en la gestión de la segunda oleada de la pandemia hemo asistido a la “irresponsabilidad fanática” del Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso unido a un “exceso de cálculo” partidista por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Según Errejón, se ha evidenciado “un gobierno fallido en Madrid y un gobierno tímido en España”. A la vez, justificó que Madrid ha sido la comunidad “más golpeada” por la pandemia porque el virus encontró a la Comunidad “más floja” por la falta de recursos.

Desde el PNV, su portavoz Aitor Esteban, ha sido muy crítico también con la utilización del estado de alarma por parte del Gobierno central. A su juicio “la legislación sanitaria es suficiente para recurrir al confinamiento sin recurrir al estado de alarma”, en referencia a la ley de medidas especiales. “El estado de alarma debería ser el último de los recursos, afrontando todas las instituciones su responsabilidad. Lo lógico sería que fuese la comunidad quien pidiese el estado de alarma si entienden que lo necesitan”.

Además, ha apelado al Gobierno y a la comunidad a la “colaboración institucional” y ha sacado la conclusión que “la situación de la pandemia se usa como arma arrojadiza para un combate político que nada tiene que ver con la pandemia”.

En el turno del grupo confederal de Unidas Podemos, el diputado Rafael Mayoral, socio minoritario en el Gobierno, no ha habido crítica hacia los acontecimientos vividos en estos días y en su intervención ha reclamado poner fin a los “problemas estructurales en la sanidad pública”. De hecho, en el reparto de culpas, se desmarcó de la posición de su partido -que critica la gestión de Ayuso- y defendió que era “injusto” culpar a la presidenta regional del supuesto fallo de la sanidad autonómica. En sus palabras, ha heredado los “problemas estructurales” que provienen del “modelo neoliberal de sus predecesores” en el gobierno autonómico.

Apostó en su intervención por reforzar el sistema sanitario y dar la oportunidad a los profesionales de que “se puedan quedar aquí”. “Tenemos que conseguir dinámicas de cooperación”, para lo que planteó que se estudie en el Consejo Interterritorial de Salud con criterios compartidos pero respetando el autogobierno.